Jesús María Isusi: «El futuro del Barakaldo pasa por convertirse en sociedad deportiva»

Jesús María Isusi: «El futuro del Barakaldo pasa por convertirse en sociedad deportiva»
Luis Ángel Gómez

Un grupo de socios presenta su propuesta para la reconversión del club a Sociedad Anónima Deportiva

PERU OLAZABALBarakaldo

Orlando Sáiz, actual presidente del Barakaldo, anunció que no continuaría al frente del club, por lo que el próximo 6 de marzo se abre el proceso electoral del conjunto de la Margen Izquierda. Por el momento, no hay nadie que haya hecho pública su intención de presentarse a dichas elecciones. De hecho, para Jesús María Isusi, quien fue directivo del club entre 2005 y 2011, «el que se presente es un loco o un suicida», declara a EL CORREO. Isusi ahora forma parte de un grupo de cuatro empresarios y socios del conjunto fabril que lideran un proyecto para convertir al club en Sociedad Anónima Deportiva (S.A.D.).

«Es la única salida», asegura el cabeza visible de este proyecto. El motivo es que «una sociedad anónima deportiva te da músculo financiero», explica. Actualmente, el Barakaldo dispone de 800.000 euros de presupuesto ordinario. No obstante, estos cuatro socios se comprometen a ampliar ese montante con un millón de euros más, que formaría parte del capital social. Isusi y su equipo garantizan que reúnen esa cifra desde octubre, cuando comunicaron sus intenciones por primera vez a la actual Junta Directiva.

El exdirectivo achaca a la directiva vigente que convocasen elecciones en vez de emplazar una asamblea extraordinaria, ya que «esto lo único que puede hacer es demorar el proyecto», comenta. «Tarde o temprano, vamos a ser sociedad anónima, eso lo tenemos claro, porque si no estaríamos pensando en que nunca subiremos a Segunda División», indica Isusi. Esta afirmación parte de la base de que los conjuntos que militan tanto en Segunda como en Primera División están obligados por ley a ser sociedades anónimas. Todo el proyecto gira en torno a este ideal: «Para aspirar al ascenso, necesitamos ser una sociedad deportiva».

Jesús María Isusi arguye que «como mucho, tenemos el presupuesto número 54 de Segunda B». Actualmente, forman parte de la categoría de bronce 27 sociedades anónimas y 21 filiales. Además, por las cuentas de las que dispone el exdirectivo, clubes como el Don Benito, el Linense, el San Fernando, la UD San Sebastián de los Reyes y el Tudelano cuentan con mayor capital que el cuadro fabril. «Así es imposible ascender, no hay ningún equipo que haya subido con un presupuesto menor de 1,2 millones de euros», argumenta con los datos de las últimas temporadas.

Aún así, «el escenario más posible es que no se presente nadie», incide Isusi . «¿Quién se va a presentar con 100.000 euros menos de ingresos y 200.000 euros más de gastos?», se cuestiona, debido a que un gran número de patrocinios terminan su contrato este año y, además, se prevén grandes pérdidas por pagos a la seguridad social. Esta situación conllevaría a la convocatoria de una asamblea extraordinaria, donde los socios decidirían si realizar la conversión. En los estatutos del club, se recoge que a dicha asamblea deben acudir, por lo menos, el 10% de la masa social. El proyecto se aprobaría si lograse la mayoría cualificada, es decir, que dos tercios de los asistentes estuvieran a favor. En caso de llevarse esta medida adelante, depositarían el dinero para junio y venderían 20.000 acciones a 50 euros cada una. En esta primera fase, son «los socios o los vizcaínos» los que deciden adquirir acciones. La diferencia entre la aportación de los socios, sea cual sea, y ese millón de euros final, lo cubrirían quiénes encabezan el proyecto. «Nosotros tenemos ese dinero y nos comprometemos a que no se pase de esta segunda fase, para que no pueda entrar capital extranjero», sentencia el exdirectivo.

Si, por el contrario, alguien se presentase, «nosotros también nos presentaríamos como Junta Directiva», expone. De esta manera, tratarían de ganar las elecciones, algo de lo que están convencidos. «Tengo claro que si nos presentamos, también vamos a ganar, porque nos lo dice la gente del pueblo». «Antes pensábamos que la mayoría estaría a favor, pero hemos mantenido conversaciones con expresidentes, exdirectivos, exfutbolistas, peñas del Barakaldo y socios, que nos han refrendado y sabemos que la gran mayoría está a favor», testifica. En caso de vencer, convocarían una asamblea extraordinaria en abril para votar por la reconversión y, en caso de que se imponga el 'sí', «el capital no lo tendríamos hasta julio, así que si no se presenta nadie, todo iría más deprisa», explica. Aunque también valoran no presentarse, en caso de encontrarse con competencia y «si el presupuesto es menos que el de la actual junta, presentaríamos una moción de censura con el 20% de firmas para la conversión a sociedad anónima», expresa.

A pesar de que con esta forma jurídica los socios pierdan poder de decisión, Isusi asevera que será un Barakaldo «que tenga en cuenta a todos» y donde toda la ciudad se deberá comprometer. «En este proyecto se tiene que involucrar el comercio, la hostelería y el entramado empresarial de Barakaldo, porque si subimos a Segunda División, va a traer unos beneficios enormes al pueblo», manifiesta. Asimismo, afianza que trabajarán en consonancia con las instituciones, por ejemplo, para llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento para jugar en Lasesarre, que se trata de un campo municipal. «La Real Sociedad, el Eibar, el Celta y muchísimos equipos son sociedades anónimas y juegan en campos municipales», muestra. «Esto no traerá ningún problema, llegaremos a un acuerdo con el Ayuntamiento defendiendo los intereses de unos y otros», amplia.