Dos hermanos realzan al Barakaldo femenino

Rubén y Raúl Guijarro. /
Rubén y Raúl Guijarro.

Rubén y Raúl Guijarro han sabido reconducir la situación de las fabriles, que actualmente son quintas en la clasificación

PERU OLAZABALBarakaldo

Rubén Guijarro, de 29 años, comenzó su aventura en los banquillos hace once años. Durante este periodo ha entrenado al Cruces –donde en varios años entrenó a su propio hermano-, a La Arboleda de regional, al cadete y al juvenil del San Vicente, y por último, ahora, al equipo femenino del Barakaldo desde diciembre de 2017. En principio, comenzaron dirigiendo a este conjunto, Rubén y Alexander Del Río, pero este segundo lo tuvo que dejar para terminar sus estudios.

Por aquel entonces, tras varias jornadas disputadas, Raúl Guijarro, ahora con 20 años, comenzó a encargarse de la parte física de las gualdinegras. «La primera experiencia que tuve junto a Rubén de entrenador, –que fue a sus 17 años- fue muy negativa», relata Raúl, dado a que «no estaba capacitado, sabía de fútbol pero no era entrenador», asevera él mismo. En esa campaña, descendieron con el San Vicente. Debido a este último episodio, «la primera vez que me llamó Rubén para entrenar al femenino, le dije que no», constata. Aunque después de verles jugar, le volvió a entrar el gusanillo y ahora indica que está «encantado» e incluso se está sacando los diferentes carnets de entrenador.

Desde que los dos hermanos se hicieron con las riendas del equipo, el éxito es incontestable. La primera temporada cogieron al equipo barakaldés cuando estaban antepenúltimas y acabaron séptimas en la tabla. «La clave era darles confianza a las jugadoras, era una cuestión de motivación», afirma Rubén. Tras completar un gran año, no querían establecer su techo ahí y «nos movimos mucho para mejorar el equipo», manifiesta el mayor de los dos, que a su vez amplia que «desde finales de febrero hasta mayo, íbamos a ver tres partidos cada fin de semana», algo que «está dando resultados», expresa.

Actualmente, el hermano mayor no se puede encargar de la dirección de las fabriles «por problemas físicos», por lo que Raúl ha asumido el puesto. Las chicas son quintas en Liga Vasca –la tercera categoría más alta- y «con opción a quedar terceras», completa Rubén. Asimismo, asume que el equipo «está funcionando mejor que nunca», ya que Raúl «es muy metódico, lo tiene todo bien preparado y realiza entrenamientos con objetivos y diferentes, siempre». Lo primero que quería lograr el pequeño de los dos era que «el equipo tuviera una identidad y que tuvieran confianza desarrollando este juego», señala. Según ellos, ahora están realizando «un fútbol de toque muy completo» dónde ellas se sienten muy cómodas.

El objetivo, en estos momentos, es «mirar hacia arriba, aunque quedar primeras o segundas es muy difícil», señala Rubén. Además, coinciden en que «el fútbol femenino está progresando, pero debería hacerlo más», ya que muchos clubes «tienen el equipo femenino defenestrado, es como la mascota del primer equipo que lo tienen solo para enseñarlo», claudica Raúl. Ambos opinan que crear una liga, entre liga vasca y la regional sería muy positivo para mejorar el nivel, «porque hay mucho salto».

No obstante, señalan que desde el Barakaldo se están realizando grandes avances. «El año pasado teníamos menos medios, teníamos menos espacio para entrenar», indica Rubén. Ahora entrenan tres días a la semana y disponen del espacio suficiente para llevar a a cabo todos los ejercicios que les imponen y agradecen la labor de los delegados, que les «apoyan» y les hacen «agradable la estancia». Así como hace unos días, el Athletic femenino batió un gran récord en San Mamés, ambos técnicos han expresado que estarían «encantados» de jugar en Lasesarre, «sería un sueño», amplían. Aunque, se han hecho a La Siebe y saben que en su campo son más fuertes: «si el objetivo es incentivar el fútbol femenino, me quedo con Lasesarre, pero para ganar un partido importante, preferimos La Siebe», concluyen. «Es nuestro fortín», añaden, donde su plantilla solo ha perdido dos de los diez encuentros disputados en liga.