Los menos habituales pierden su oportunidad

Los menos habituales pierden su oportunidad
Pedro Urresti

El Barakaldo, con los jugadores que menos minutos habían disfrutado, sufrió una derrota abultada frente al Leioa

PERU OLAZABALBarakaldo

El Barakaldo, ya con los deberes hechos y sin nada en juego, sucumbió ante el Leioa el pasado domingo. Tras asegurar la cuarta plaza en la jornada anterior, Aitor Larrazabal alineó a los jugadores que han acumulado menos minutos y fueron avasallados por el cuadro azulgrana. Los fabriles recibieron la derrota más abultada de la campaña junto a las endosadas por la Real Sociedad B (3-0) y el Bilbao Athletic (1-4). El técnico del conjunto gualdinegro ya declaró en rueda de prensa que lo importante, en estos momentos, es «intentar oxigenar y entrar lo mejor posible al play-off».

Lo único destacable del pasado encuentro por parte de los fabriles fue el gran comienzo que llevaron a cabo, donde incluso pudieron adelantarse. «Hemos entrado al partido bastante bien y, en la primera media hora, hemos tenido opciones buenas para ponernos por delante», afirmó Larrazabal. Sin embargo, la falta de pegada volvió a castigar a los gualdinegros y premió a los pupilos de Jon Ander Lambea, que hicieron el primer tanto en la primera ocasión de gol que dispusieron. Aún así, para el técnico del Barakaldo, lo que acabó por sentenciar a los suyos fue la tarjeta roja que vio Jurgi Oteo en el minuto 66. «El primer gol nos ha hecho un poco de daño solamente, pero la expulsión de Jurgi ha terminado de matar el partido», expresó. Tras quedarse con diez en el verde, Chirri Monje, autor de la primera diana, volvió a anotar. En el tramo final, Crespo redondeó el triunfo del Leioa. Aitor Larrazabal incidió en que se trató de «un resultado muy abultado» para lo que se vio en el terreno de juego.

Por lo menos, este duelo sirvió para que los menos habituales entrasen en escena, aunque sin mucho brío por su parte. En portería, Larrazabal decidió dar descanso a Viorel, por lo que Marcos Morales pudo disputar su segundo choque liguero en esta temporada. El guardameta madrileño solo había jugado frente al Amorebieta en la primera vuelta y el Barakaldo perdió por 2-0. Esta vez, el equipo corrió la misma suerte y así promedia 2,5 goles en contra por partido. El arquero proveniente del Cartagena fue acompañado por cuatro zagueros que suelen aparecer en los dibujos del míster, ya que como él mismo explicó «en defensa somos los que somos y no hay más». La línea defensiva estuvo compuesta por Jon Aguirrezabala, José Picón, Erik Ruiz y Xabi Galán. La gran novedad en este aspecto se produjo en el minuto 71, cuando Eneko Pastor, un juvenil que ya había disfrutado de varias oportunidades en la Copa Federación, pudo debutar en Segunda B. También fue convocado Sergio Becerra, portero de la misma categoría que no tuvo minutos.

En el apartado ofensivo, volvieron a aparecer en el esquema inicial, jugadores como Fernán Ferreiroa, Raúl Hernández, Fran García y Sergio Benito. Estos no estuvieron resolutivos de cara a puerta y no pudieron completar su actuación con un tanto. En el caso de Benito, máximo artillero de la escuadra fabril junto a Álvaro Barbosa, su camino hacia el gol se ha visto empañado últimamente y suma ya más de dos meses sin anotar ninguna diana. La última vez que marcó fue contra el Arenas el 9 de febrero, el único gol que ha hecho en 2019.