Jesús María Isusi: «El futuro del Barakaldo pasa por que se convierta en una sociedad anónima»

Jesús María Isusi: «El futuro del Barakaldo pasa por que se convierta en una sociedad anónima»

Un grupo de socios y empresarios fabriles impulsa el cambio de modelo de gestión con el objetivo de ascender a Segunda División

PERU OLAZABAL

El Barakaldo CF afronta unos meses clave para su futuro. La transformación en Sociedad Anónima Deportiva (SAD), algo inédito para un club vizcaíno de Segunda B, sobrevuela en los corrillos gualdinegros desde hace tiempo, pero ahora el cambio de modelo de gestión toma fuerza. Un grupo de cuatro socios y empresarios de la segunda urbe vizcaína trata de impulsar la reconversión en SAD con el objetivo de engordar las arcas de la entidad y tener la posibilidad de retornar al a categoría de plata 38 temporadas después.

El conjunto de la Margen Izquierda continúa gestionándose como un club deportivo sin ánimo de lucro en el que los socios toman las decisiones. Sin embargo, para ascender a Segunda A, la Liga marca como obligatorio que las entidades adopten esta forma jurídica. Se trata de un logro deportivo que ambicionan los hinchas fabriles y por el cual al final de temporada se podría luchar en la promoción -los de Larrazabal son cuartos-. Pero es necesario más músculo financiero teniendo en cuenta que los gastos se van a disparar por la exigencia de profesionalizar las plantillas en la división de bronce. El Barakaldo dispone de 800.000 euros de presupuesto, el más bajo de los equipos en play-off.

Los inversores locales se comprometen a ampliar esa cantidad con un millón de euros, que formaría parte del capital social. «Es la única salida», asegura la cabeza visible de este proyecto, Jesús María Isusi, conocido empresario fabril, que regenta entre otros negocios un balneario y es accionista de Tele 7. También fue directivo del club entre 2005 y 2011. «El futuro pasa por ser SAD. No hay ningún equipo que haya subido con un presupuesto menor de 1,2 millones de euros», argumenta.

Al detalle

Un millón de euros.
Los cuatro empresarios avalarían con esa cantidad el capital social.
Ofertas.
El club ha recibido en los últimos cuatro años llamadas de inversores chinos, mexicanos y españoles.

Pendientes de las elecciones

Sin embargo, las elecciones que debe afrontar el club en mayo serán un gran condicionante. El presidente Orlando Sáiz anunció que no optaría a la reelección y parece poco probable que se presente alguna candidatura -el día 6 se abrirá el plazo-. Esta situación sería la ideal para el proyecto de Isusi.

En este escenario, los estatutos establecen la formación de un junta gestora y la convocatoria de una asamblea extraordinaria, donde se presentaría la reconversión y los socios votarían. Es necesario que dos tercios de los asistentes la apoyen. En caso de salir, los inversores aseguran que depositarían el dinero para junio y venderían 20.000 acciones a 50 euros cada una. En el caso de que se dé la sorpresa y se presente alguna candidatura, el equipo de Isusi se plantearía concurrir. «Si nos presentamos, vamos a ganar. Hemos mantenido conversaciones con mucha gente y sabemos que la gran mayoría está a favor», afirma. Aunque también valoran no presentarse. En ese caso, si sale una nueva junta y el presupuesto es menor que el de la actual, «presentaríamos una moción de censura con el 20% de firmas para la conversión a sociedad anónima», explica.

El debate está en la calle y lo que este baracaldés tiene claro es que serán los abonados quienes tengan la última palabra. La transformación en SAD ya se ha tratado en varias ocasiones, en especial tras la llegada de varias ofertas extranjeras a la actual directiva, que por el momento, no se ha posicionado, aunque sí ha reiterado en varias ocasiones que si el objetivo es competir en Segunda A no queda mucho margen de maniobra.