Festival de goles para el Barakaldo

Festival de goles para el Barakaldo
Pedro Urresti

Hasta este domingo, los fabriles no habían logrado anotar tres tantos en un mismo encuentro en toda la temporada

PERU OLAZABALBarakaldo

El Barakaldo pudo conseguir un amplio triunfo ante el Real Unión el pasado domingo en Lasesarre. El cuadro fabril se hizo con la victoria por 3-1 y, de este modo, sigue caminando por la buena senda para mantener la cuarta plaza. Aitor Larrazabal indicó que se trataban de «tres puntos importantes, sobre todo, para cortar la racha negativa». El conjunto gualdinegro había encadenado dos derrotas consecutivas, frente al Calahorra y el Sporting de Gijón, por lo que este triunfo supone una inyección de moral de cara a la gran cita del próximo sábado, en la que se enfrentan al Bilbao Athletic en Lezama.

A pesar del resultado final, los fabriles sufrieron para llevarse los tres puntos ante los fronterizos. Fran García estrenó el marcador en el minuto 45, en el primer disparo a puerta de todo el partido. Los guipuzcoanos empataron en el minuto 63 por medio de un penalti, que a juicio del técnico fabril fue «muy riguroso», y que parecía condenar el encuentro al empate. Sin embargo, las sustituciones llevadas a cabo por el de Loiu surtieron efecto. «Los jugadores que salen del banquillo tienen que ser determinantes en algún momento», apuntó Larrazabal. Y vaya si lo fueron. Salieron desde el banquillo Jurgi Oteo, Sergio García y Álvaro Barbosa. El primero marcó el 2-1 en el minuto 87 con un zapatazo espectacular desde fuera del área que se coló por la escuadra. Ya en el tiempo de descuento, Sergio García le dio un brillante pase a Barbosa para que anotase el 3-1 final. Todos aportaron y fueron los protagonistas del triunfo.

Asimismo, en este duelo desaparecieron los fantasmas del acierto de cara a puerta. Los gualdinegros supieron sacar petróleo de las escasas ocasiones de anotar de las que dispusieron y marcaron más goles que en cualquier otro partido de la temporada. Los pupilos de Aitor Larrazabal solo habían sido capaces de marcar más de un tanto en cuatro encuentros: ante el Oviedo Vetusta (2-1), la Real Sociedad B (2-0), el Real Unión (1-2) y el Langreo (0-2). Esta vez, la efectividad no fue un problema y se desquitaron anotando los tres goles que otorgaron los tres puntos a los fabriles.