Una expulsión decanta el partido en contra del Barakaldo

Una expulsión decanta el partido en contra del Barakaldo
Fernando Gómez

Los fabriles fueron superiores ante la UD Logroñés hasta que el colegiado echó a Manel Royo y los gualdinegros perdieron la estabilidad

PERU OLAZABALBarakaldo

El Barakaldo ha caído derrotado por 0-1 en el duelo directo ante la UD Logroñés en una batalla sin igual en Lasesarre. Ambos conjuntos sacaron sus armas a relucir y firmaron un gran encuentro, que se decidió por la expulsión de Manel Royo. Los hombres de Aitor Larrazabal fueron en muchos momentos superiores a los riojanos pero, tras quedarse con un efectivo menos, los visitantes adelantaron las líneas y logaron marcar el único tanto que acabó decidiendo el resultado.

El primer cuarto de hora del duelo se desarrolló según lo esperado en el feudo barakaldes. Ambos conjuntos permanecían muy compactos en líneas defensivas, rocosos atrás y, como se esperaba, cuando las dos zagas más efectivas del grupo se enfrentan, se imponían continuamente a los jugadores de ataque. En este tramo inicial, no hubo apenas acercamientos a las áreas y los visitantes dominaban la posesión, mientras que los locales trataban de realizar un juego más directo, intentando entrar por ambas bandas mediante Villacañas y Barbosa, sobre todo.

0 Barakaldo

Viorel; Aguirrezabala, Óscar Prats, Erik Ruiz, Manel Royo; Carles Marc, Antonio Sánchez; Villacañas, Jurgi Oteo (Álvaro Arencibia, min.75), Barbosa (Sergio García, min.82); Dopi (Fran García, min.76).

1 UD Logroñés

Miguel Martínez; Juan Iglesias, César Caneda, Bobadilla, Javier Flaño (Ñoño, min.63); Andy Rodríguez, Carles Salvador; Rubén Martínez, Víctor López (Ousama, min.87), Iñaki Sáenz; Marcos André.

goles:
0-1; Rubén Martínez, (min.68)
árbitro:
Iván Caparros Hernández expulsó al local Manel Royo por doble amonestación (min. 24 y min. 60) y amonestó a Carles Marc (min. 82) al visitante Carles Salvador (min. 90).
incidencias:
2.500 espectadores en Lasesarre.

Pasado el minuto veinte, llegó la emoción y los primeros acercamientos de peligro en Lasesarre. El primero en disparar fue el Logroñés, con dos disparos a puerta. Primero, en el minuto 24, lo intentó Iñaki Sáenz botando una falta directa desde el borde del área que atrapó Viorel. En la siguiente jugada, intentó sorprender Rubén Martínez con un tiro lejano que no causó problemas al arquero montenegrino. Sin embargo, a partir del minuto 25, el Barakaldo comenzó a ser el dueño y señor de la primera parte con varias ocasiones para estrenar el marcador.

Jurgi Oteo probó con un disparo desde la frontal del área que se le fue levemente desviado. Y justo cumplida la media hora, llegó la oportunidad más clara de la primera mitad, con Villacañas como protagonista. El extremo madrileño arrancaba desde la parte derecha hasta casi alcanzar la línea de fondo y se encontró delante del portero visitante. Definió, superó al meta, pero Bobadilla se interpuso en la línea de gol para evitar el primero de los fabriles. Aunque la cosa no acabó así, y los de la margen izquierda continuaban acechando a los de Las Gaunas. La última opción de peligro de la primera parte llegó por medio de una falta botada por Oteo que, tras una peinada, cabeceó Erik Ruiz desde el segundo palo, pero se fue a escasos centímetros de la portería.

Después del descanso, la dinámica continuó tal y como finalizó el primer acto, con los fabriles más enchufados, jugando rápidos en campo contrario y llevando la iniciativa. Lo que sí cambió en el inicio de la segunda mitad fue la asiduidad de ocasiones. Los dos iban al ataque, intentando sorprender al rival en pocos toques. En el minuto 47, Dopi lo intentó en un contraataque junto a Villacañas pero el disparo se le fue arriba al punta. Tres minutos después, los de Sergio Rodríguez tuvieron una opción aislada al superar a la zaga gualdinegra en velocidad, pero el balón le quedó algo escorado y no pudo definir con claridad.

Cumplida la media hora de juego de este segundo periodo, se produjo la acción que cambió el choque totalmente de rumbo. Manel Royo era expulsado por doble amonestación y los de Aitor Larrazabal se quedaban con un efectivo menos. Al Barakaldo no le quedó otra que meterse atrás, con todos los jugadores en su propio campo, aunque no llevó a cabo ninguna sustitución para remplazar al lateral izquierdo de manera inmediata, sino que Prats ocupó ese costado y Carles Marc se sumaba a la zaga. Los rojiblancos sí movieron ficha para echarse al ataque, ya que el extremo Ñoño entró por el lateral Miguel Flaño.

El bloque gualdinegro no se encontraba cómodo con un hombre menos en el campo, una situación nueva para ellos esta campaña. Los riojanos se aprovecharon de esta debilidad y pronto estrenaron el electrónico. Ocho minutos perduraron las tablas en el marcador desde la expulsión de Royo. En un brillante contraataque iniciado por Ñoño, entregó a Víctor López en banda derecha y éste dio un gran pase que se paseó por el área, lo acabó recogiendo Rubén Martínez en el segundo palo y no falló en el remate.

A pesar de que todo corría en contra de los locales, tras los últimos cambios se echaron arriba e intentaron todo lo que estaba en sus manos para evitar la derrota, con el efusivo apoyo de la grada. Gozaron de alguna oportunidad a balón parado, sin éxito. De hecho, en el tiempo de prolongación, Fran García estuvo a punto de hacer el empate con un disparo que se le fue por encima del larguero.

 

Fotos

Vídeos