Duelo de alto voltaje en Lasesarre

Fabriles y rojillos se vuelven a ver las caras. /Avelino Gómez
Fabriles y rojillos se vuelven a ver las caras. / Avelino Gómez

Larrazabal considera vital conseguir los puntos frente a los burgaleses para igualarles en la clasificación y acabar con la mala de racha de resultados que arrastran

PERU OLAZABALBarakaldo

El Barakaldo recibe el domingo a las 17:00 horas al Mirandés en Lasesarre. Los fabriles, cuartos en la clasificación, tienen por delante un duelo directo frente al segundo en la tabla. Únicamente les separan tres puntos a vizcaínos y burgaleses, por lo que Larrazabal asegura que será «un partido de mucha raza y de mucha intensidad».

Los de la Margen Izquierda no llegan en un buen momento para medirse a uno de los gallos de la competición. Han caído derrotados en sus dos últimos choques, ante el Logroñés (0-1) y frente a la Real Sociedad B (3-0). El técnico de los fabriles considera que esta última derrota fue «demasiado abultada por lo que se vio en el transcurso del encuentro» y advierte que su plantilla no está afectada anímicamente: «El equipo está bastante entero por lo que hemos visto esta semana».

Estos últimos registros del cuadro gualdinegro han provocado que la zona noble se apriete aún más. Únicamente les separan tres unidades de los burgaleses, están empatados con el Logroñés -aunque pierden en cuanto a los enfrentamientos directos se refiere- y gozan de una renta de tres puntos sobre el Leioa y de cinco sobre el Oviedo Vetusta, que ha disputado un encuentro menos. El Racing ha aprovechado para volver a tomar ventaja y ya está a cuatro puntos sobre el segundo clasificado.

Los de Anduva tampoco atraviesan su mejor momento. En sus últimos dos enfrentamientos, han cosechado un empate ante el Izarra (1-1) y una derrota frente al Racing de Santander (3-2). No obstante, para Aitor Larrazabal, «por presupuesto y por potencial, el papel de favorito lo tiene el Mirandés», aunque también afirma que «no vendrán relajados», dado a que «el Barakaldo, en Liga, se está comportando como un rival a tener en cuenta».

En el partido de ida, que concluyó con empate a un gol, el Barakaldo hizo «una gran primera parte», tal y como declara el entrenador de Loiu, pero el Mirandés les «sobrepasó en la segunda mitad» y fue capaz de igualar el encuentro en los minutos finales. A raíz de ese duelo, el míster es consciente de que «nos van a poner las cosas difíciles, pero los jugadores tienen confianza en sus posibilidades».

Esta cita «va a ser difícil, porque el rival es uno de los más duros», indica el técnico de los fabriles. Además, también cree que la meteorología puede marcar el rumbo del choque: «Lloverá bastante, así que Lasesarre será un lugar donde solo tendrán cabida los valientes, los jugadores que quieran desplegar todo lo que tienen dentro». En caso de lograr el triunfo, los tres puntos serían transcendentales para los barakaldeses por dos motivos: «Cortaría una racha negativa de dos derrotas y estaríamos empatados a puntos con el Mirandés, un equipo que nos triplica en presupuesto», algo que «para los jugadores también es un aliciente», añade.

Aitor Larrazabal ha querido destacar el nombre de varios jugadores de la plantilla dirigida por Borja Jiménez, como los de Hugo Rama, Romero, Álvaro Rey, Bravo, Yanis o Medina, «jugadores con una gran calidad», ha señalado. Además, los burgaleses para afianzar ese segundo puesto y aumentar sus aspiraciones por ascender a Segunda División, han llevado a cabo dos fichajes de calibre en el último día de mercado: Jon Guridi, mediocentro procedente de la Real Sociedad B, y Rodrigo Sanz, extremo derecho que llega desde el Calahorra y que ya ha anotado cuatro dianas en Liga. Está por ver si ya están listos para entrar en convocatoria. Los que no podrán formar parte de los planes del Barakaldo son Jon Aguirrezabala, sancionado por doble amonestación en el encuentro anterior, y Sergio Benito, que todavía no ha disputado ningún duelo del presente año por lesión.