La deuda complica el futuro deportivo del Barakaldo

El técnico baracaldés, Aitor Larrazabal. /E. C.
El técnico baracaldés, Aitor Larrazabal. / E. C.

La multa de 1,1 millones de la Seguridad Social dificulta la permanencia de varios integrantes del club, y provoca la marcha de Larrazabal

PERU OLAZABAL

El tremendo varapalo que la Seguridad Social ha asestado al Barakaldo con una multa de 1,1 millones ha hecho tambalear las cuentas de la entidad y ha generado una gran alarma entre la masa social fabril. Pero el daño va más allá, ya que la parcela deportiva también se está viendo afectada.

En una época en las que los equipos trabajan a destajo en los despachos para confeccionar las plantillas con las que competirán la próxima temporada, la cuantiosa cantidad que reclama el órgano estatal al conjunto gualdinegro está complicando los movimientos. De este modo, podrían no cumplirse los deseos de los responsables deportivos del Barakaldo de evitar la desbandada del curso pasado. La multa ya está recurrida por la entidad -ayer finalizó el plazo- y los inversores que han promovido la reconversión en Sociedad Anónima Deportiva estudian hacerse cargo de ella.

Sin embargo, el efecto sobre la plantilla ya es tal que muchos integrantes se han decantado por salir, entre los que se encuentra Aitor Larrazabal. Según fuentes consultadas por este diario, el excapitán del Athletic, que ha dirigido a la formación las dos últimas campañas, ha decidido no continuar en el club, principalmente motivado por la severa sanción.

Ni siquiera se puede evitar su salida con la cláusula de su contrato que incluía la renovación automática por una temporada en caso de clasificarse para el play-off. El exjugador del Athletic, cuestionado en este periódico por su futuro antes de que estallase la bomba pero con el proceso de conversión en Sociedad Anónima Deportiva ya abierto, indicó que «necesitamos saber cuál va a ser la situación del club el año que viene y qué presupuesto va a haber. Si el Barakaldo aspira a un proyecto interesante, pues fenomenal y sino obviamente, habrá que hablar de otro escenario», señaló.

De este modo, Larrazabal pone fin a dos años notables. En su primera temporada, el de Loiu logró una meritoria sexta plaza, por lo que se clasificó para la Copa del Rey. Esta pasada campaña ha conseguido superarse con una plantilla a priori con menos potencial, y amarró el billete para la fase de ascenso.

Jabi Luaces e Iñaki Alonso

La dirección deportiva ya está buscándole un entrenador para el próximo curso. Se ha sondeado a Jabi Luaces, que este año dirigió al Arenas tras un exitoso paso por el Gernika, y a Iñaki Alonso, ex entrenador de la Cultural de Durango o del Compostela, entre otros muchos equipos.

En la plantilla tampoco se han producido avances desde que se conoció la sanción. Por el momento, solo Xabi Galán y Jon Aguirrezabala cuentan con un contrato en vigor, aunque Iñaki Zurimendi, director deportivo del conjunto fabril, ya anunció a este periódico que ya se habían cerrado otras dos renovaciones sin concretar el nombre de los deportivas.

Asimismo, se prevé la salida de un gran número de jugadores. Eso era lo que se quería evitar. «Intentaremos renovar a todo el bloque duro», afirmó el director deportivo hace una semanas.

Manel Royo y Fernán Ferreiroa ya han abandonado el Barakaldo. Con ellos, se han marchado los cuatro jugadores cedidos -Antonio Sánchez, Jurgi Oteo, Oliver Sarkic y Sergio Benito-. Y Óscar Prats, el jugador de campo con más minutos en el terreno de juego, ya está en busca de un nuevo destino.