David de Paula (Barakaldo): «Tenemos ganas de vivir un año bonito»

David de Paula, esta semana durante un entrenamiento. /Pedro Urresti
David de Paula, esta semana durante un entrenamiento. / Pedro Urresti

El de Durango regresa a casa después de seis años en la primera división austríaca, dispuesto a intentar llevar a los fabriles a lo más alto

LAURA GONZÁLEZBarakaldo

Será el encargado de poner calma y en orden las ideas del Barakaldo sobre el campo. El centrocampista David de Paula (Durango, 34 años) es una de las caras nuevas del conjunto gualdinegro esta temporada. Un hombre curtido en mil batallas que comenzó su andadura en la Cultural de Durango, antes de recalar en el Bilbao Athletic, llegando a disputar dos partidos de la Intertoto en 2005 con el primer equipo rojiblanco. Después de un periplo por distintos conjuntos del estado terminó en Austria, donde ha disputado las últimas seis temporadas en el Wolfsberger AC y en el Austria de Viena, ambos de la primera división de dicho país.

Una experiencia que para el vizcaíno ha sido «un 10 de 10». «La única pega es no haberme ido antes, siempre lo digo. La acogida fue muy buena por parte de todo el mundo, desde el club hasta la gente del vecindario», declara a este periódico, calificando la Bundesliga austríaca como «un buen escaparate». Pero ya tocaba volver. Regreso a los orígenes. «Mi mujer tenía más ganas que yo porque estaba allí con los dos niños la mayor parte del tiempo sola, pero la verdad es que cada vez que veníamos a casa en vacaciones nos costaba un poco más volver a irnos».

El centrocampista, cuya posición más habitual sobre el verde es la de interior derecho, confiesa que sus sensaciones antes del arranque liguero son buenas, «he visto cosas interesantes que hacen ilusionarse», y aunque remarca que «nunca es fácil arrancar bien», confía en que el Barakaldo sea capaz pelear por lo más alto desde el inicio. «Con tanta gente nueva cada uno tiene su estilo y su manera de ver las cosas, y para eso está la pretemporada, para trabajar, pero a veces no cuaja todo tan rápido. Nosotros lo vamos a dar todo para poder estar arriba y creo que vamos a ser capaces».

Él conoce de sobra la categoría y destaca como principales rivales a «los gallitos que por nombre y presupuesto van a estar ahí», entre los que se encuentran el Racing, Mirandés y Logroñés, pero no se olvida de los filiales. «Veremos a ver cómo están este año. Hay muchos equipos de la zona y será un grupo muy competitivo, andaremos todos quitándonos puntos. A ver si les damos guerra».

Competitivos

Al igual que su técnico Aitor Larrazabal, David de Paula también ve «duro» el inicio del calendario, con la Copa a la vuelta de la esquina -el día 5 de septiembre ante el Mutilvera navarro en casa-, y con salidas a Logroño y Miranda. «Vamos a tener que jugar contra ellos sí o sí y en teoría igual es mejor ahora, cuando no están tan conjuntados y rodados, aunque el Logroñés ha ganado todos sus partidos de pretemporada. Al final va a depender de nosotros dónde vamos a estar. Tenemos que ser competitivos desde el inicio».

Un arranque oficial que tendrá lugar este domingo con la visita del Oviedo B a Lasesarre (19 horas), un choque que el de Durango espera que sirva para «enganchar» a su nueva afición. «Tenemos ganas de vivir un año bonito y de mostrar que queremos hacer cosas». Personalmente el vizcaíno no se ha puesto ninguna meta en esta nueva etapa más allá de «la exigencia del día a día». «Soy un jugador de trabajo que intento hacerlo lo mejor posible siempre. Lo que trataré es de aportar todo lo que pueda al equipo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos