«Hay que ser críticos: no competimos en la segunda parte», afirma Larrazabal

El Correo

JAVIER BELTRÁNGetxo

Aitor Larrazabal, técnico del Barakaldo, es autocrítico con su equipo en una derrota en Gobela (2-1) ante el Arenas que «no esperaba», reconociendo que le entristece, en una segunda mitad arrinconado a merced del equipo local, «la actitud cómoda del equipo con el empate».

Larrazabal repasó el envite: «La primera parte fue igualada, con pocas opciones por los dos, pero en el segunda parte el Arenas fue mejor: Nos ha ganando en muchas de las acciones, han interpretado mejor el partido». Una jugada clave, la falta de Zamorano a la cruceta, que supuso un punto de inflexión en una balanza que se decantó a favor del equipo arenero: «Les dio más energía, les ha lanzado y nos ha ganado con dos centros entre nuestra defensa y el portero que no hemos sido capaces de despejar». Añade el míster de Loiu que «por ímpetu y juego, el Arenas fue superior. En el segundo tiempo no hemos competido, es momento de ser críticos».

El Barakaldo apenas apareció salvo un centro chut que «paraba Txemi in extremis. No hemos tenido presencia, ni hambre de ir a por el partido con dos goles parecidos. La solidaridad del Barakaldo no se ha visto como en toda la temporada y más en un campo como éste», señalaba Larrazabal, que protestaba por carecer de «capacidad de reacción. Me entristece la actitud cómoda del equipo con el empate». El exleón ya piensa en el Izarra y en que «al menos, podemos seguir en esos puestos de privilegio».

 

Fotos

Vídeos