«Ahora estaré con más confianza, habiéndome quitado este peso de encima», admite Dopi

«Ahora estaré con más confianza, habiéndome quitado este peso de encima», admite Dopi
Pedro Urresti

El punta fabril anotó un golazo para abrir la lata frente al Langreo, tras 16 encuentros sin ver puerta

PERU OLAZABALBarakaldo

En los últimos tres compromisos del Barakaldo, tres atacantes diferentes del cuadro fabril han logrado desquitarse y anotar al menos una diana después de sufrir severas sequías de cara a gol. El primero fue Álvaro Barbosa, que se estrenó ante la Cultural de Durango y ha vuelto a marcar frente al Vitoria y el Langreo. El siguiente turno fue para Raúl Hernández, que contra el Vitoria también inauguró su cuenta goleadora con la zamarra gualdinegra. El último ha sido Dopi, que después de una vuelta entera sin anotar, marcó de volea uno de los mejores goles de la jornada. El delantero de 24 años recupera así la confianza en su definición de cara a la recta final de la temporada. Un tramo final que ya advierte que será muy duro porque tendrán delante a muchos conjuntos que «se están jugando el cuello».

Dopi procede del Bilbao Athletic, donde a su criterio «te enseñan muchísimo y aprendes un montón». Concretamente, indica que el actual técnico del Athletic, Gaizka Garitano, le ayudó mucho en el aspecto táctico. Solo tiene buenas palabras hacia el filial rojiblanco, donde, durante la campaña pasada, el delantero de Erandio llegó a disputar un total de 33 duelos, aunque solo en seis de ellos fue parte del once inicial. Los cachorros quedaron cuartos, por lo que el punta ya sabe lo que es participar en un play off. «Es una experiencia muy bonita», apunta.

Al terminar su contrato con los rojiblancos, admite que «tenía ofertas», pero el Barakaldo «tenía un proyecto bonito, era la mejor opción», señala. La cercanía de su localidad con Lasesarre también tuvo que ver al tomar la decisión, aunque reclama mejoras en el terreno de juego. «El césped no nos ayuda mucho, no rueda bien el balón y se levanta mucho», protesta. Los comienzos en el club fabril no fueron sencillos para él. Fue suplente en los primeros siete partidos de liga, donde apenas acumuló un total de cien minutos. «Vienes de vacaciones, te cuesta y necesitas un par de meses para entrar en esa rueda», explica.

No obstante, a base de goles -marcó dos en ese primer periodo- y de buenas sensaciones, Dopi logró hacerse un sitio en los esquemas de Larrazabal y fue titular en los siguientes siete choques que afrontaron los gualdinegros, donde hizo una diana más, frente al Langreo en la décima jornada. Se deshace en elogios a la hora de opinar sobre su actual entrenador, del que asegura que «tiene muchísima experiencia y sabe cómo tratar con los jugadores, ha estado en nuestra posición y tiene más facilidad para transmitir». A él concretamente le pide «que presione, que ocupe bien los espacios en el área para llegar bien y, si la meto, mejor que mejor», comenta.

A partir de convertir esos tres tantos en las primeras diez jornadas de la competición, el punta erandiotarra se vio inmerso en una sequía goleadora que le ha durado 16 encuentros -doce de ellos como titular y cuatro como suplente-. «Para un delantero es muy jodido, siempre quieres hacer gol, te entran las ansias y ves que no das una. No estaba todo el rato pensando en ello, pero pensaba siempre que tenía que tocar y no llegaba», asume. Finalmente, un día antes de su cumpleaños y contra la que había sido su última víctima, Dopi volvió a mandar el cuero al fondo de las redes. Además, lo hizo con una volea extraordinaria que se coló por la escuadra. A partir de ahora, desea que lleguen más goles. «Ahora estaré con más confianza habiéndome quitado este peso de encima», declara.

Ese tanto ayudó a los fabriles a ampliar aún más las distancias respecto a los conjuntos que luchan por arrebatarles la cuarta plaza. Ya están a ocho puntos de la Real Sociedad B y del Oviedo B, aunque «la sensación es que queda mucho por hacer, no me fío nada», advierte Dopi. «Todavía faltan nueve partidos y no nos podemos dormir. Si perdemos solo uno, ya nos vuelven a achuchar otra vez, ahora es cuando más tenemos que apretar», expresa. Además, recuerda que «el 'Sanse' nos tiene el golaverage ganado». El calendario, a priori, favorece a los gualdinegros, que ya se han enfrentado a los siete primeros. Sin embargo, el delantero incide en que este factor no les aventaja. «No sé si es más complicado jugar contra los de abajo o contra los de arriba, porque los de abajo se están jugando el cuello por no descender y los de arriba tienen más tranquilidad, no tienen esa presión de necesitar ganar», concluye.