Comienza un año con la vista puesta en los puestos de play-off para el Barakaldo

Aitor Larrazabal, entrenador del Barrakaldo, durante un partido contra el Mirandés./AVELINO GÓMEZ
Aitor Larrazabal, entrenador del Barrakaldo, durante un partido contra el Mirandés. / AVELINO GÓMEZ

Aitor Larrazabal, entrenador de los fabriles, y Xabi Galán, capitán del equipo, creen que el balance de 2018 es «positivo»

PERU OLAZABAL

2018 ha acabado y con él, se ha ido un año de ensueño para los fabriles. Aitor Larrazabal afirmó en la rueda de prensa posterior al encuentro frente al Leioa que el balance del pasado año «es muy positivo». Xabi Galán, capitán del equipo, a su vez, ha admitido a EL CORREO que «ha sido un año muy muy bueno».

Las sensaciones tanto del entrenador como del capitán no son equivocadas, dado a que como el técnico de Loiu indicaba, los gualdinegros han firmado una segunda vuelta de la campaña anterior y una primera vuelta del actual «con unos muy buenos registros». «Han pasado más de 30 jugadores diferentes por aquí y entre todos, hemos sido capaces de firmar 69 puntos en el cómputo de todo el año», añadía Larrazabal. Efectivamente, el Barakaldo firmó 35 puntos en las 19 jornadas que disputó en 2018 la temporada pasada, y en la actual campaña ha sumado 34 unidades, en 18 enfrentamientos.

Estos números avalan el trabajo del equipo, del entrenador y de la junta directiva, que realizó muchos movimientos en el mercado anterior. Concretamente, 39 futbolistas han formado parte de las filas del Barakaldo. Galán agradece la actitud que ha tenido la gente nueva del club: «desde el primer momento sabíamos que nuestro fuerte tenía que ser el vestuario, la gente de fuera ha venido muy predispuesta a defender esta camiseta, que no deja de ser un histórico».

Uno de los grandes culpables del éxito de los gualdinegros, sin duda, es su técnico, Aitor Larrazabal, que «ha congeniado con el vestuario muy rápido, de una manera muy efectiva y ha conseguido que el equipo sea solidario, que trabaje y esté unido», según el lateral derecho fabril. Asimismo, ve como factor clave, el entorno que ha creado dentro del club: «es un entrenador cercano, que prima el buen ambiente y ha creado un clima propicio para que los resultados lleguen».

La campaña pasada, los fabriles ocuparon la sexta plaza, alcanzando de esta manera, un puesto para la Copa del Rey, «algo muy difícil en un grupo tan competitivo», sostenía el capitán. «Fue una temporada muy completa, la valoró de forma muy positiva, no perdimos en todo el año en casa, nos costó sacar puntos fuera de casa, pero conseguimos estar pelando por play offs hasta el final», explicaba. Aunque les decepcionó no ocupar esos puestos de ascenso: «Te vas enganchando en los puestos arriba, lo ves cerca y al final no entrar, nos fastidió».

Ganar en casa

Los de la margen izquierda, no perdieron ni un solo partido como local, pero los resultados como visitantes no fueron los esperados, precisamente. Respecto a los partidos disputados en 2018, en Lasesarre, se hicieron con la victoria hasta en seis ocasiones y firmaron las tablas en otras cuatro, acumulando 22 puntos de 30 posibles. Fuera de casa, mejoraron mucho sus registros en esta segunda vuelta al sumar trece puntos (tres victorias, cuatro empates y dos derrotas), seis más de los que acumularon en los otros diez enfrentamientos a domicilio en la primera vuelta. Sin embargo, esta campaña, han solventado los problemas que tenían para sacar puntos fuera de casa, llegando a ser los terceros mejores visitantes de la competición, con 17 puntos en nueve encuentros, tras Mirandés y Oviedo Vetusta. Como locales, sus números han empeorado, respecto a la pasada temporada, alcanzando también otras 17 unidades en nueve duelos.

No obstante, por el momento, ocupan la tercera plaza en la clasificación, por lo que el objetivo de permanecer en estos puestos, es cada vez más realista. Galán comenta que la meta es «complicada porque competimos con equipos que tienen un presupuesto mucho más grande que el nuestro», pero a su vez, mantiene que «no vamos a cesar en el empeño de pelar por los puestos de play off, nuestra idea es pelearlo hasta el final de temporada».

En estos momentos, «al equipo le veo muy serio, trabajando mucho y con mucho compromiso», afirma el capitán fabril, aunque su entrenador advierte que «la segunda vuelta va a ser muy dura». Galán no iba a ser menos y también ha realizado un propósito para este nuevo año: «espero que en lo colectivo, las cosas sigan tan bien hasta ahora, que hagamos de Lasesarre un fortín y que en mayo sigamos peleando por los puestos de play off».