Cerrajería: «Ojalá subamos los dos equipos, sería un sueño cumplido»

Cerrajería, en su presentación como jugador del Mirandés. /Avelino Gómez
Cerrajería, en su presentación como jugador del Mirandés. / Avelino Gómez

El actual futbolista del Mirandés se deshace en elogios ante el Barakaldo, su exequipo, al que se enfrentará este próximo domingo

PERU OLAZABALBarakaldo

Barakaldo y Mirandés se verán las caras este fin de semana en Lasesarre en un encuentro de poder a poder por conseguir una plaza para los play offs. Este choque traerá consigo la vuelta del barakaldes Galder Cerrajería, mediocentro de 29 años que vistió durante las últimas cuatro campañas la zamarra gualdinegra. El centrocampista se muestra feliz y ambicioso en esta temporada con los burgaleses y asume que este duelo será para él «el más especial de la temporada», puesto que a pesar de que vuelva como rival, «el sentimiento gualdinegro lo llevo desde dentro».

¿Cómo se encuentra en estos momentos a nivel personal en el Mirandés?

Era el momento de cambiar de aires, había cumplido un ciclo en el Barakaldo y quería salir de la zona de confort. Vine a Miranda para buscar retos y ser importante en el equipo. A pesar de las dos lesiones que tenido, cuando he estado disponible, he jugado, así que en ese sentido, estoy contento.

Tuvo un periodo en el que fue titular desde la jornada siete hasta la doce, pero después de la segunda lesión, ha vuelto a cumplir el papel de jugador que sale desde el banquillo. ¿Está contento con el número de minutos?

Siempre quieres jugar más, pero el equipo está bien, estamos segundos, así que estoy feliz. Cuando el equipo va segundo y tiene una buena racha, es complicado entrar de titular, pero saliendo desde el banquillo, siempre he sido la primera o segunda opción y creo que he rendido a buen nivel. Ese es el camino para demostrar al míster que puedo ser titular. Seguiré currando como el que más, cada vez me encuentro mejor y estoy preparado para ser importante en el equipo.

El objetivo es ascender.

Sí, está muy claro cuál es el objetivo de la temporada y no es otra cosa que el ascenso. Nosotros incluso vamos a pelear por ese primer puesto, estamos a una distancia complicada del Racing, pero ya remontamos hace poco una diferencia más grande de puntos. Seguiremos mirando por lo nuestro para sumar de tres en tres.

Si no acaban el año en posiciones de play off, ¿sería un fracaso?

No me gusta hablar de fracasos. Prefiero hablar de objetivos cumplidos y no cumplidos, y no quedar entre los cuatro primeros sería no cumplir con los objetivos. El equipo está bien, estamos rindiendo a gran nivel, haciendo un buen fútbol y, por eso, estamos tranquilos.

¿Cómo ve actualmente a su exequipo, el Barakaldo?

Es un equipo en el que van todos a una, les va todo fenomenal. Ojalá puedan acabar en play-off y subamos los dos equipos a Segunda, para mí sería un sueño cumplido. Ahora lo vivo desde fuera y me alegro mucho por la gente de dentro del club, que es maravillosa.

A principio de temporada, ¿esperaba que los fabriles estuvieran tan arriba en la tabla?

¿Por qué no? Los objetivos del Barakaldo todas las temporadas son estar arriba y luchar por el ascenso. Este año, han hecho un grupo espectacular, y entre el cuerpo técnico y la plantilla hay una comunidad tremenda. Están rindiendo a su nivel y es un equipo al que me gusta ver, porque es un equipo unido, que está codeándose con el Racing, el Mirandés, el Logroñés o el Oviedo Vetusta, es increíble. Están haciendo una temporada perfecta y, si siguen de esta manera, creo que el Barakaldo mantendrá los puestos play-off hasta el final.

¿Cómo cree que se desarrollará el partido del domingo?

A priori es un partido muy igualado. Lasesarre lleva dos o tres años siendo un fortín y será muy complicado para nosotros. Además, en la ida ya nos lo pusieron muy difícil, que empatamos en el minuto 90 y gracias. Éste será un partido de mucha lucha, en el que no creo que haya muchas ocasiones, porque el Barakaldo defiende muy bien y ataca muy organizado.

Para usted, será un encuentro muy especial.

Claro, en el Barakaldo he vivido todo tipo de momentos, por lo que volver, sobre para todo para mi familia, va a ser muy especial. Llego con otros colores, pero el sentimiento gualdinegro lo llevo desde dentro. Sin ninguna duda, es el partido más especial de toda la temporada para mí. Me alegro muchísimo de cómo les van las cosas, porque sé el esfuerzo que está haciendo mucha gente para que se mantengan arriba.

En un futuro, ¿podría volver a enfundarse la camiseta del Barakaldo o cree que su etapa allí ya ha acabado?

En el fútbol nunca sabes por dónde van a ir los tiros. De momento, estoy centrado en el Mirandés y mi objetivo inmediato es subir a Segunda aquí. Ojalá pueda volver, es mi equipo de toda la vida y es especial para mí. Aunque por ahora, estoy cómodo y contento en Miranda.