El Barakaldo recupera la sensación de pegada

El Barakaldo recupera la sensación de pegada
Pedro Urresti

El cuadro fabril no marcaba dos goles en un mismo partido desde mediados de noviembre

PERU OLAZABALBarakaldo

La sensación que dejó el encuentro del pasado domingo frente al Vitoria es amarga. El Barakaldo dominó el duelo «durante 85 minutos», tal y como declaró Aitor Larrazabal al término del choque. Aún así, el constante dominio y las dos dianas por parte de Raúl Hernández y Álvaro Barbosa no bastaron para hacerse con el triunfo. El filial del Eibar logró acortar ventajas con un tanto de penalti en el minuto 88 y, ya en el descuento, logró la igualada definitiva en una jugada afortunada con varios rechaces dentro del área. Se vivió la antítesis de lo acontecido hasta el momento en la mayoría de enfrentamientos del cuadro fabril: eficacia en el área contraria y ciertas dudas al defender el resultado.

El técnico de Loiu se mostró contrario a la actuación del árbitro, y también a la de sus zagueros, al apreciar que la pena máxima «es un error en la apreciación de falta, pero una vez pitado el penalti, tendríamos que defender mejor las acciones». Al fin y al cabo, el conjunto dirigido por Iban Fagoaga es el segundo equipo del grupo que logra marcar más de un gol en Lasesarre como visitante esta campaña. El primero fue el Calahorra el 11 de noviembre, cuando los gualdinegros cayeron por 1-2. De los otros doce rivales que han pasado por el feudo barakaldes, siete se han ido sin ver puerta y cinco han anotado un solo tanto. En el cómputo global, son nueve goles encajados en 14 partidos como local.

El factor más achacado por el entrenador fabril, durante toda la temporada, ha sido el acierto de cara a puerta. El Barakaldo suma 25 tantos en 28 encuentros, ni siquiera un gol por partido. Solo hay cinco equipos del grupo con peores cifras goleadoras hasta la fecha: Gernika (23), Arenas (21), Izarra (20), Cultural de Durango (19) y Gimnástica de Torrelavega (15). De ellos, solo el Arenas está fuera de la zona de descenso . El conjunto gualdinegro, sin embargo, genera muchas acciones que entrañan peligro por partido, pero el problema llega a la hora de finalizar dichas jugadas.

Tras su última cita, Aitor Larrazabal manifestó que estaba «contento» con la labor ofensiva de su equipo. Cumplieron con la tarea de «tener más acierto en la portería contraria». Consiguieron al fin marcar dos goles en el mismo partido, algo que no ocurría desde el 17 de noviembre de 2018, cuando vencieron por 1-2 al Real Unión en Stadium Gal. Han pasado quince jornadas desde aquel encuentro y, por primera vez en esta campaña, anotar dos dianas no les sirve a los fabriles para alzarse con la victoria. De hecho, también se trata del duelo del Barakaldo en el que más tantos se han visto, con un total de cuatro. En toda la temporada, el cuadro fabril únicamente ha cosechado más de una diana en cuatro encuentros. Los dos anteriores mencionados y los relativos a la primera y la tercera jornada, frente al Oviedo Vetusta (2-1) y la Real Sociedad B (2-0).

La puntería que demostraron los jugadores de ataque es la mejor noticia que se puede extraer del choque ante el filial armero. Los artífices de los tantos fueron Raúl Hernández y Álvaro Barbosa. El primero de ellos estrenó su cuenta goleadora en este encuentro. El segundo encadena dos dianas en dos partidos consecutivos. Hasta hace dos semanas, eran los únicos atacantes a los que se les resistía el gol, pero ya se han quitado esa espina.

Aunque este último envite haya dejado mal sabor de boca al entorno gualdinegro, esas malas sensaciones no se trasladan a la clasificación, debido a que los tres principales rivales por la cuarta plaza también han pinchado. La Real Sociedad B empató ante el Tudelano (1-1), el Langreo cayó frente a la Cultural de Durango (1-0) y el Oviedo Vetusta también sucumbió contra el Amorebieta (0-2). Por ello, los fabriles todavía gozan de una renta de cinco puntos sobre el filial txuriurdin y de seis con los dos conjuntos asturianos. Precisamente, la próxima salida del Barakaldo será al Nuevo Ganzábal, estadio del Langreo, donde se vivirá un duelo directo en la lucha por el play-off.