El Barakaldo quiere desquitarse ante el Izarra

El Barakaldo quiere desquitarse ante el Izarra
Pedro Urresti

«Si queremos estar arriba, tenemos que demostrarlo», lanza Larrazabal tras cuatro partidos sin lograr la victoria

PERU OLAZABALBarakaldo

El Barakaldo desea el triunfo de este próximo domingo. Los fabriles necesitan terminar con la racha que les acompaña desde hace prácticamente un mes. En los últimos cuatro encuentros, han logrado un solo punto, después de tres derrotas ante UD Logroñés (0-1), Real Sociedad B (3-0) y la más reciente frente al Arenas (2-1), además de un empate cosechado contra el Mirandés (1-1). Los gualdinegros tratarán de poner fin a esta sequía de puntos en el encuentro que les medirá al Izarra en Lasesarre el domingo a las 17:00 horas.

El cuadro fabril, a pesar de la mala dinámica, han logrado mantener la cuarta plaza que otorga un puesto para los play-offs, ya que los conjuntos perseguidores tampoco han estado excesivamente acertados. Por su parte, los navarros persiguen objetivos muy distintos. Su aspiración es la permanencia. Ocupan la decimoquinta plaza, solo distanciados por un punto de los conjuntos que habitan actualmente en los puestos de descenso.

Aun así, Aitor Larrazabal advierte que éste será «un partido trampa», ya que el Izarra «es un hueso duro de roer». «Es un equipo que hace las cosas bien», elogia el míster de los gualdinegros. A su vez, mantiene que «tienen jugadores de nivel» y señala a Gorka Laborda, máximo artillero de los de Merkatonodoa con siete tantos, como máxima amenaza junto a Chema Moreno, segundo máximo goleador de su equipo con tres dianas. También ha destacado la labor de los laterales como Eguaras.

El Izarra tampoco cuenta con ningún triunfo en sus últimos tres choques, en los que se enfrentó al Vitoria (1-1), Racing de Santander (2-1) y la Cultural de Durango (1-1). Sin embargo, pasadas cuatro jornadas, venció al Arenas por 1-0, algo que se le escapó a los fabriles en su pasado encuentro, aunque fuera como visitantes. Este último resbalón «fue una derrota inesperada» para el técnico de Loiu por lo visto en la primera parte. Pero en la segunda mitad «el equipo se acomodó», admite el entrenador, y le costó los tres puntos.

Según Larrazabal, no ha habido un factor común en la causa de las anteriores pérdidas, sino que «han sido derrotas diferentes y eso es lo menos negativo», expresa. Frente al Arenas se perdió por «la falta de ambición», reitera. Contra el 'Sanse', obtuvieron «un resultado abultado a pesar de no haber merecido más que una derrota» y ante el Logroñés «disputamos 30 minutos con un jugador menos y lo notamos», explica el míster. Además, también atribuye estos malos registros a la dificultad del calendario y a la presión que sufren los futbolistas por entrar en play-off. «Desde el momento en el que se ha empezado a hablar de que el objetivo es el play-off, nos está costando todavía más», asegura. Una presión que «para nuestra plantilla, que es muy joven, no es buena», asevera.

El técnico fabril podrá volver a contar para este partido con todos sus efectivos, al no disponer de ningún jugador lesionado ni sancionado. El choque adquiere una relevancia vital tras los últimos resultados y Larrazabal incide en que «si queremos seguir siendo el Barakaldo que tan buenas sensaciones ha dejado en la primera vuelta, tenemos que ganar sí o sí». No siempre van a perdonar los que se sitúan justo por debajo en la tabla, por lo que el técnico de los de la Margen Izquierda hace un llamamiento a ser coherentes con las actuales aspiraciones: «Si queremos estar arriba, tenemos que demostrarlo», concluye.