El Barakaldo, preparado para dar la campanada

El Barakaldo, preparado para dar la campanada
Pedro Urresti

Los gualdinegros reciben al potente Hércules en Lasesarre en el primer envite correspondiente al play-off de ascenso a Segunda División

PERU OLAZABAL

Este domingo arranca la fase más importante de la temporada para el Barakaldo, esa por la que llevan luchando desde finales del mes de agosto y a la que se han conseguido acceder por derecho propio tras permanecer durante todas las jornadas de Liga en posición de play-off. Los fabriles afrontan la primera de las tres eliminatorias que deben superar para conseguir una plaza en Segunda División, el sueño de todos desde hace 38 años, cuando descendieron de la categoría de plata. El primer rival a batir es el Hércules (domingo, 18:00h), un club histórico con 20 temporadas en Primera División, que ansía su vuelta a la élite. El conjunto alicantino ha obtenido la segunda posición en el Grupo III y triplica el presupuesto del cuadro gualdinegro. Sin embargo, los pupilos de Aitor Larrazabal, que estarán alentados por un Lasesarre a reventar, prometen dejarse «el alma y la vida» para obtener un resultado positivo este domingo.

El técnico de los fabriles ratifica que la plantilla está «hipermotivada, con muchas ganas de que llegue el fin de semana». El Barakaldo certificó su cuarta plaza hace tres semanas y, posteriormente, cayó derrotado frente a Leioa y Gernika en sus dos últimos compromisos ligueros, sin nada en juego. No obstante, Larrazabal señala que no le preocupan estos resultados ya que «entran dentro de lo previsible». «Es normal que se bajara el pistón, han jugado futbolistas con menos protagonismo contra rivales que se jugaban mucho», argumenta. Ahora, en la antesala del play-off, remarca que sus jugadores «están más alerta y más chisposos».

Enfrente tendrán al cuarto mejor equipo defensivo de toda la categoría de bronce. El Hércules solo ha encajado 24 tantos en los 38 encuentros relativos a la competición regular. «Su parcela defensiva y su bloque sólido es manifiesto», remarca el exjugador del Athletic. El cuadro gualdinegro también se ha caracterizado por su gran solidez defensiva, que le ha permitido dejar la portería imbatida hasta en catorce ocasiones, recibiendo un total de 40 goles. Por ello, Larrazabal indica que ambos conjuntos «tienen similitudes» y resalta el juego a balón parado del equipo dirigido por Lluís Planagumà. El míster de los fabriles considera que será «una eliminatoria con pocas opciones de gol». «No podemos perdonar, debemos tener un ratio alto de efectividad para poder eliminar a todo un Hércules», advierte.

Un factor que ha preocupado durante gran parte de la actual campaña a Larrazabal ha sido la juventud de su plantilla -25 años de media-, que en ocasiones, se ha visto afectada por la presión de verse tan arriba. El entrenador del Barakaldo asume que ante un contrario plagado de futbolistas veteranos «en algún momento, la presión hará mella pero, por el contrario, la ilusión de los más jóvenes también puede jugar a nuestro favor». «No cambio mi plantilla por otra más experimentada, la juventud es divino tesoro y tenemos cuatro veteranos que complementan muy bien al equipo», sentencia. Asimismo, reconoce que es el partido más importante que afrontará como entrenador y precisa que sus opciones para dar la sorpresa y dejar en la orilla al Hércules pasan «por no encajar». Los fabriles cuentan con la baja única baja de Manel Royo, pero el resto están muy concienciados para sacar adelante esta dura eliminatoria.

Xabi Galán: «Vamos a hacer lo imposible para que la gente de Barakaldo se sienta orgullosa del club»

El capitán del conjunto fabril afronta su primera fase de ascenso como jugador profesional. A sus 29 años, aspira a hacer grandes cosas con la zamarra gualdinegra. «Vamos a hacer lo imposible para que la gente de Barakaldo se sienta orgullosa del club», apunta. Aun así, es consciente de la dificultad que entraña el choque y se encomienda a la unión del vestuario y al concilio con la grada para hacerse más grandes. «Nuestras esperanzas pasan por estar todos unidos, porque si vamos todos a una, es muy difícil ganarnos», sostiene. Xabi Galán subraya que «en cuanto a presupuesto se refiere, están tres peldaños por encima, pero nuestras ganas y el trabajo que hemos hecho iguala la eliminatoria y seguro que vamos a dar la cara».

José Picón: «Pocos equipos nos ganan en ilusión»

José Picón es el segundo capitán del equipo y ya conoce incluso lo que supone jugar en Primera División, donde disputó cuatro encuentros con el Racing de Santander. El central santanderino ha completado once campañas en la categoría de bronce y ha alcanzado el play-off una única vez con el Cartagena en la temporada 2013/14. A pesar de que el Hércules parte como favorito a priori, «nosotros nos hemos crecido antes los grandes este año», puntualiza. Además, resalta la emoción con la que este bloque afronta esta experiencia. «Pocos equipos nos ganan en ilusión y esperemos que se refleje en el campo», estima. Picón hace un llamamiento a la hinchada gualdinegra al enfatizar que «vamos a darlo todo en el campo y con el apoyo de la afición será más fácil».

Carles Marc: «Creemos en nosotros mismos, no tenemos miedo a nadie y vamos a ir a morder»

Carles Marc también sabe lo que es vivir un play-off. En su caso, promocionó a categoría de plata con el Murcia. Además, el centrocampista que tanto ha conectado con la afición fabril es valenciano y conoce perfectamente al rival de este domingo. «Tengo excompañeros y amigos allí», comenta. Acerca del Hércules, recalca que es «un gigante propio de una categoría superior, pero nosotros nos encomendamos a nuestras armas, que son la unión, la ilusión, la garra y la intensidad». «Nos vamos a dejar el alma y la vida en el campo», incide y muestra que «creemos en nosotros mismos, no tenemos miedo a nadie y vamos a ir a morder».

Jurgi Oteo: «Creo que vamos a dar el susto»

En el cuadro gualdinegro, uno de los jóvenes también sabe de primera mano lo que supone ascender a Segunda División. Jurgi Oteo subió con el Bilbao Athletic hace cinco campañas, con solo 17 años. El barakaldes ahora desea conseguirlo con el equipo de su pueblo. «Aquí hay mucha ilusión por este play-off y por subir a Segunda División, así que vamos a darlo todo hasta el último momento», determina. «Creo que vamos a dar el susto», confiesa el extremo. Para ello, indica que «Barakaldo tiene que estar con el equipo, que confíen en nosotros porque solo si estamos todos juntos pueden salir las cosas».