El Barakaldo pincha en Urritxe

Un momento del derbi disputado en Urritxe. /Mireya López
Un momento del derbi disputado en Urritxe. / Mireya López

Los de Larrazabal tropiezan ante un buen conjunto azul, que suma su segunda victoria consecutiva

PERU OLAZABALAmorebieta

El Amorebieta se ha llevado la victoria en el derbi de Urritxe, doblegando por 2-0 a todo un Barakaldo, que llegaba al feudo zornotzarra como segundo clasificado y con la vitola de ser el el mejor visitante del grupo. Los de Iñigo Vélez plantearon un encuentro en el que acumularon mucha gente en la zona ancha, tratando de impedir el juego creativo de los fabriles. Y la jugada les salió bien a los azules, que lograron maniatar el juego de los gualdinegros para terminar firmando su segunda victoria consecutiva y salir momentáneamente de zona de descenso. El Barakaldo, por su parte, se mantiene en ese segundo peldaño, aunque podría perder la renta con sus perseguidores en la jornada dominical

Ambos equipos saltaron al terreno de juego con muchas precauciones. Ninguno de los dos quería correr riesgos de salida. Ambas escuadras armaron murallas defensivas y jugaron muy ordenados durante la primera hora de encuentro. Los fabriles, con el orden y la solidez que les caracteriza; y los azules, con la línea de cinco que les había funcionado en los últimos enfrentamientos. Mucha igualdad en los minutos iniciales con reparto de posesión y ocasiones para ambos, pero sin crear grandes ocasiones en las áreas.

2 Amorebieta

Jonmi; Ibarbia, Simic, Aurtenetxe, Seguín; Martins, Ortega, Iturraspe (Iker Bilbao, min.82); Orozko (Izaro, min. 90) y Tascón (Zarrabeitia, min.73).

0 Barakaldo

Morales; Aguirrezabala (De Paula, min.82); Oscar Prats, Erik, Manel Royo; Villacañas, Carles Marc, Antonio Sánchez (Fernán, min.73), Sarkic; Cuerva (Barbosa, min.59) y Sergio Benito.

goles:
1-0, Andoni Tascón (min.29); 2-0 Ortega (p. min, 80).
árbitro:
Sebastián Ripoll Solano. Amonestó a los locales Jonmi (min. 75), Martins (min.87) y a los visitantes Aguirrezabala (min.19), Fran García (min.25), Cuerva (min.56).
incidencias:
500 espectadores en Urritxe.

Con el paso del tiempo, fue el Amorebieta el que iba sintiéndose más cómodo, entrando por bandas, sobre todo, por medio de su jugador referencia esta temporada, Andoni Tascón. El delantero de Uribarri no solo fue el más activo de la primera mitad, sino que en el minuto 29 rompió la desigualdad tras encontrarse el balón en el área pequeña después de una serie de rechaces y batir de vaselina a Morales.

A partir del 1-0, el encuentro cogió un tono mucho más intenso llegando incluso a ser algo bronco por momentos, pero con muchas más ocasiones de peligro. El Barakaldo trataba de realizar un juego mucho más directo y cada disputa de balón era una batalla. En este aspecto, fueron los de Íñigo Vélez los que se aprovecharon de los huecos de los gualdinegros y gozaron de más protagonismo. Pudieron ampliar la ventaja por medio de un remate de cabeza de Orozko que dio en Iturraspe, aunque la jugada fue anulada por fuera de juego. La oportunidad más clara de los fabriles la tuvo Villacañas en el minuto 42, que combinó de una manera sensacional con Sergio Benito, pero detuvo Jonmi sin grandes problemas tras un disparo muy flojo con la zurda del de Leganés.

La segunda parte comenzó de forma muy parecida a lo que fue el primer tiempo. Las revoluciones seguían al máximo. Iturraspe lo intentó hasta en dos ocasiones en los primeros diez minutos con dos zarpazos desde fuera del área. Los fabriles iban de más a menos, cada vez con menos ocasiones y con peor trato con el balón, buscando a los de arriba por medio de envíos largos.

Dos duras entradas de Cuerva a Tascón calentaban mucho el duelo y Larrazabal lo sustituyó para evitar su expulsión. El ritmo del encuentro se veía afectado dado al gran número de faltas e interrupciones que había. Parecía que el marcador no se iba a mover excepto por algún pequeño detalle que propiciara el tanto de uno u otro bando. Así fue, cuando el partido carecía de ningún tipo de peligro, un zaguero gualdinegro cometió penalti sobre Iturraspe. Ortega convirtió engañando al guardameta y estableció el 2-0 definitivo a falta de diez minutos para el final.