El Barakaldo ve peligrar la cuarta plaza

El Barakaldo ve peligrar la cuarta plaza
Juen Echeverria

PERU OLAZABALBarakaldo

El Barakaldo perdió por 4-1 ante el Bilbao Athletic el pasado sábado en la que fue su derrota más abultada de toda la campaña, junto a la del pasado 26 de enero frente a la Real Sociedad B, cuando perecieron por 3-0 ante los potrillos. Como consecuencia, los equipos que optan a la cuarta plaza han recortado distancias con los fabriles, que se aferran a esa cuarta posición.

El Oviedo Vetusta venció al filial txuriurdin por 2-1 y se encuentran únicamente a tres puntos de los gualdinegros, convirtiéndose en una gran amenaza de cara mantener ese puesto de privilegio. El segundo equipo carbayón ha recuperado su mejor versión y ya acumula cinco encuentros consecutivos sin conocer la derrota. Se avecina un tramo final vibrante, con todo por decidir todavía.

Al término del duelo de Lezama, Aitor Larrazabal fue muy crítico con la actuación arbitral por la expulsión a Fernán Ferreiroa. «Creo que ha sido un partido muy igualado hasta la ese momento», apuntó. Una cartulina roja que consideró «totalmente injusta». Fernán Ferreiroa fue sancionado por doble amarilla en el minuto 54 y el técnico de los fabriles mantuvo que ambas tarjetas fueron rigurosas. «Para un árbitro, lo mejor que hay es pasar desapercibido y, en el caso de hoy, se ha erigido en el protagonista del duelo», indicó. A pesar del resultado abultado cosechado por los cachorros, el de Loiu elogió el trabajo de los suyos. «El equipo hasta la expulsión ha estado fantásticamente bien, estoy orgulloso», concluyó.

Solo restan cinco choques para la conclusión de la presente campaña. En el próximo compromiso, el cuadro fabril recibirá el jueves a las 12 del mediodía al Tudelano, actualmente decimotercero en la clasificación. Después, deberán visitar El Malecón para vérselas con la Gimnástica de Torrelavega, que ocupa el antepenúltimo puesto. En los últimos partidos, se verán las caras contra conjuntos vizcaínos tales como el Amorebieta, el Leioa y el Gernika, respectivamente. Su gran rival en estos momentos, el Oviedo vetusta tiene, a priori, un calendario más complicado. Se deben enfrentar al Mirandés, al Arenas, al Izarra, al Racing de Santander y, por último, a la Cultural de Durango.