El Barakaldo espera no perder comba ante el Izarra

David de Paula en el pasado partido frente al Arenas. /Jordi Alemany
David de Paula en el pasado partido frente al Arenas. / Jordi Alemany

Larrazabal pronostica un duelo «muy duro» en Estella (17 horas) frente a un rival igualado a puntos que tampoco sabe lo que es caer derrotado este curso

LAURA GONZÁLEZ Barakaldo

Cinco jornadas y ninguna caída hasta el momento. Ese es el bagaje del Barakaldo en este inicio liguero. Pero también lo es el de otros cinco equipos más que ocupan los primeros puestos de la tabla, entre ellos el Izarra, rival de los gualdinegros (Merkatondoa, 17 horas). Un duelo de dos conjuntos igualados a puntos, once, y casi a goles, con uno más en contra por parte de los navarros, que se antoja disputado, en un terreno de juego muy particular debido a sus reducidas dimensiones y a su césped sintético.

Unas particularidades que, sin embargo, esta temporada no le están viniendo del todo bien a los de Estella, ya que los mejores resultados los ha obtenido lejos de su feudo, con triunfos ante el Arenas, Vitoria y la Cultural. «Sabemos que vamos a tener enfrente a un rival de mucha enjundia y a un campo muy especial, en el que si no nos amoldamos rápido sabemos que podemos sufrir», destaca Aitor Larrazabal, a quien no le sorprenden los números que lleva el Izarra, aunque reconoce que en Durango el cuadro vizcaíno «mereció más de lo que a la postre consiguió, que fue otra derrota».

Para el técnico fabril se trata, por tanto, de un partido «muy duro» ante un equipo que les va a hacer «trabajar muchísimo» y ante el que deberán mostrar sus «mejores prestaciones para traer algo positivo». «Tendremos que estar muy atentos porque ellos el balón parado lo dominan muy bien, con Eguaras. También tienen gente muy potente con envergadura para las llegadas», destaca, esperando un «alto porcentaje de eficacia» arriba de los gualdinegros. «Tendremos que estar muy puestos para que no nos sorprendan», apunta.

Del cuadro navarro, Larrazabal resalta sobre todo la figura de su entrenador, Rodrigo Hernando, que el pasado curso llegó a la Peña Sport después de 11 derrotas consecutivas, y logró tener vivo a este equipo hasta prácticamente el final del campeonato. «Eso tiene un mérito enorme y tiene mucho que decir sobre él. Este año ha sabido conformar un bloque sólido con gente pesada del año anterior, y con fichajes de bastante calidad», relata.

En cuanto al juego del Izarra, el técnico de Loiu resalta además de a Eguaras, «con el que habrá que tener mucho cuidado», su medio campo con jugadores que «intentan construir». «Es un equipo bastante definido con momentos de elaboración y juego directo, y que está muy atento a las segundas jugadas». También puso el foco sobre Gorka Laborda, delantero «de calidad y poderío físico» que ya lleva varias temporadas en el conjunto de Estella. «Tanto en Gobela como contra el Vitoria en Llodio trabajaron muy bien el aspecto defensivo, poniéndose por delante y sacando los puntos».

Xabi Galán

Un partido que el Barakaldo no quiere dejar escapar para seguir teniendo presencia en el grupo de cabeza. En este choque es más que posible que reaparezca el capitán gualdinegro Xabi Galán, apartado del equipo dos semanas por una luxación en su hombro derecho. «Su mentalidad es la de poder jugar y estará a disposición. Veremos al final si cuenta o no, pero en principio va a ser de la partida y todo apunta a que puede estar en el once», desveló Larrazabal. Su puesto, el de lateral izquierdo, lo ocupó estos dos últimos partidos Raúl Hernández, extremo que se vio obligado a retrasar su posición para cubrir esta baja importante. «Ha estado bien, sobre todo porque no es fácil para un jugador bastante ofensivo, como es su caso, y que se suele desenvolver en la otra banda, hacerlo en una posición tan distinta, pero le ha dado mucho al equipo», reconoció el preparador gualdinegro, quien aseguró que aún esperará «una semana más» para poder contar con Jon Aguirrezabala y Arencibia, los únicos dos lesionados en estos momentos.