El Barakaldo, dispuesto a volver a la senda del triunfo en Durango

Carles Marc peleando un balón el pasado domingo ante el Racing. /Luis Ángel Gómez
Carles Marc peleando un balón el pasado domingo ante el Racing. / Luis Ángel Gómez

El conjunto fabril visita el sábado a mediodía Tabira, con la intención de reponerse en el derbi de la primera derrota en casa frente al Racing

LAURA GONZÁLEZ Barakaldo

Lo del pasado domingo no fue una simple derrota. El Barakaldo le cedió el liderato en solitario a su verdugo, el Racing, y de paso se vio obligado a poner fin a la racha de casi año y medio sin perder en Lasesarre. Una derrota ya digerida por los gualdinegros en un choque en el que pecaron de «excesivo respeto» al conjunto cántabro, como reconoció Aitor Larrazabal a este periódico. «No quisimos concederles espacios ni salir demasiado de nuestra zona defensiva pensando en que con su calidad nos podían hacer daño. Por ello estuvimos un poco encorsetados, sin esa libertad que tuvimos en el segundo tiempo tras la entrada de Cuerva y Dopico». Con ellos dos en el verde el Barakaldo ocupó mejor los espacios, ofreciendo una imagen más acorde a la que lleva mostrando durante todo el curso.

Precisamente esa última media hora de la pasada jornada es la que el técnico fabril quiere tomar como ejemplo para afrontar el próximo compromiso liguero de los de la margen izquierda, el que les llevará el sábado (12 horas. Tabira) a medirse a la Cultural de Durango, en una de las dos salidas consecutivas a las que tendrán que hacer frente. Un derbi de contrastes en el que los hasta hace unos días colíderes se enfrentarán al farolillo rojo, un recién ascendido que aún no sabe lo que es ganar esta temporada y que, junto al Amorebieta, es el equipo más goleado del grupo. «Han ascendido recientemente y todavía no han ganado. Querrán hacerlo ante nosotros pero intentaremos que no sumen ningún punto, desde la estructura de equipo, aprovechando sus debilidades».

Un conjunto del que Larrazabal destaca la unión de su bloque, con jugadores que son «compañeros y amigos». «Todos se conocen desde hace tiempo. Menos Galarza, que ya estuvo con ellos dos años antes, son los mismos de la temporada pasada, por lo que ya tienen unos automatismos creados». Un estilo de juego que los de Igor Núñez no han variado y que les sirvió hace unos meses para dar un paso más y abandonar la Tercera División. «Combinan mucho por dentro, con jugadores con calidad, y sus ataques terminan con muchos de sus efectivos en posiciones ofensivas. Nos tenemos que dar cuenta de ello y prepararnos para poder aprovechar lo que eso puede suponer».

Presión «media»

Por ello, el Barakaldo tratará de superar a la Cultural en el verde con una presión que el propio técnico gualdinegro reconoce que no será «muy baja». «Eso a ellos les puede dejar espacios para combinar en medio campo, por lo que será más bien media, y a partir de ahí estar muy atentos porque tratarán de hacer su juego y presentarse rápido cerca de nuestro área», declara Larrazabal, quien también apostará por intentar llegar «en pocos toques» al campo rival para buscar «hacerles daño».

Para este partido, sigue sin poder contar con todos sus efectivos, algo que arrastra desde el inicio del curso. En este caso, Jon Aguirrezabala ya podrá ser de la partida después de superar sus problemas tras la rotura de uno de los dedos del pie. En cambio, causarán baja tanto Raúl Hernández, quien no se ha recuperado del esguince de tobillo que sufrió en el partido ante el Arenas en Lasesarre, debido al mal estado del terreno de juego, ni Arencibia, jugador que no ha logrado aún superar sus problemas en el gemelo. Tras este derbi el Barakaldo disputará otro lejos de su feudo, en este caso en Ellakuri, ante el Vitoria, otro de los conjuntos que en estos momentos se encuentran abajo en la tabla. Pero antes de este otro partido la plantilla gualdinegra disfrutará de un fin de semana de descanso, este mismo sábado y domingo, debido al adelanto del choque en Tabira.

 

Fotos

Vídeos