El Barakaldo, dispuesto a hurgar en la herida del Tudelano para seguir creciendo

El Barakaldo en Irún, donde logró su último triunfo a domicilio. /Floren Portu
El Barakaldo en Irún, donde logró su último triunfo a domicilio. / Floren Portu

Larrazabal destaca la necesidad de sumar de su rival de este domingo, al que visitan reforzados tras lograr el empate ante el Bilbao Athletic

LAURA GONZÁLEZ Barakaldo

Una inyección de moral. Eso es lo que supuso para el Barakaldo el empate logrado el pasado domingo en Lasesarre ante el Bilbao Athletic, una reacción que aún no se había dado esta temporada y que deja a las claras la gran ambición que tiene el conjunto gualdinegro. Un partido que les mantiene en la segunda plaza de la tabla, con ganas de aspirar a más. «Seguimos creciendo como equipo y no nos queremos parar aquí. Queremos seguir haciendo las cosas bien y con esa mentalidad iremos a Tudela», declara Aitor Larrazabal.

También con el objetivo de mantener las buenas sensaciones a domicilio, donde han logrado sumar cuatro victorias, la última en Irún, con todo merecimiento, antes de que llegara también como visitante el triunfo en la ida de la Copa Federación ante el Tropezón. «El equipo está bien. El otro día dio muestras de saber competir contra un muy buen rival, de tener la capacidad de sacar un punto después de cómo se había puesto el partido», afirma el preparador fabril, con la mirada puesta en el Tudelano, un rival al que se medirán el domingo a partir de las 12 horas, y al que le ha costado arrancar mucho más de lo esperado.

Los navarros ocupan ahora mismo el puesto de play-off de descenso, empatados a puntos con la Cultural, el que abre la zona caliente de la tabla, precisamente su último verdugo. «No nos podemos confiar porque hayan perdido la pasada jornada en Durango. Eso les habrá salir un poco más enchufados y enrabietados debido a la situación que atraviesan».

El Barakaldo no quiere sorpresas, «tenemos que ir allí con las orejas de punta para no pagar los platos rotos», declaró ya Larrazabal justo después del empate ante el Bilbao Athletic. Por ello han tratado de estudiar muy bien a su rival a lo largo de esta semana. «Su campo es peligroso, pero más si cabe el momento en el que están, eso lo complica todo aún más. Nosotros afrontaremos el partido con plenas garantías sabiendo que enfrente vamos a tener a un rival con muy buenos jugadores». Entre ellos, el de Loiu puso el foco en algunos como el portero Pagola, además de Víctor Bravo, Lázaro, Adán Pérez e Ibai Ardanaz, «con un bagaje importante en Segunda B», los que cree que combinan muy bien con sus hombres de ataque. «Arriba tienen la pólvora que necesitaba Ion Vélez de acompañante, con la llegada de Gabarre y Soto. Eso le da mucho empaque a la zona defensiva».

Racha de Sergio Benito

Para Larrazabal, el Tudelano es un rival «hecho para estar entre los seis primeros», por lo que quieren evitar mirar la clasificación. «Van a buscar la manera de crecer en las jornadas que quedan, que son muchas, y nosotros intentaremos hurgar en su herida». Para ello, el entrenador gualdinegro, que volverá a contar con todos sus efectivos, ya le ha pedido a sus jugadores «estar muy puestos» para evitar todo tipo de sorpresas. «Como siempre, los errores pueden ser determinantes y cuantos menos cometamos más porcentaje tendremos de conseguir la victoria. Además, intentaremos aprovechar la racha goleadora de Sergio Benito -pichichi del equipo con cinco dianas-, para ver si podemos así conseguir los tres puntos». Un triunfo que de llegar sería el noveno de la temporada.

 

Fotos

Vídeos