El Barakaldo, ante un Sporting B en horas bajas

El Barakaldo, ante un Sporting B en horas bajas
Aurelio Florez

Los fabriles se enfrentan al filial asturiano, que acumula diez partidos sin ganar y estrena nuevo técnico en Lasesarre

PERU OLAZABALBarakaldo

El Barakaldo se mide en su próximo compromiso al Sporting de Gijón B en Lasesarre el domingo a las 17:00. El cuadro fabril vuelve a su feudo tras abrir brecha con los conjuntos perseguidores, que ya están a ocho puntos. Enfrente tendrá un equipo que atraviesa una dinámica muy negativa. El filial sportinguista no ha ganado ningún partido en la segunda vuelta y son el peor conjunto del grupo en este tramo de competición. Estos registros le han costado el puesto a Ismael Piñera, por lo que Manolo Sánchez Murias se estrenará como nuevo técnico del segundo equipo gijonés.

Los gualdinegros han disfrutado de una semana tranquila después de ampliar la ventaja respecto a la Real Sociedad B, el Oviedo Vetusta y el mismo Langreo en la pasada jornada. «Tenemos que intentar seguir en esta situación tan propicia», lanza Aitor Larrazabal. Vencieron al filial carbayón por 0-2, en «un partido muy´ muy bueno de todo el equipo», indica el míster. Además, ésta se convierte en la segunda victoria con una diferencia por más de un gol que consiguen los fabriles en esta campaña. La última fue el 9 de septiembre ante la Real Sociedad B (2-0). El conjunto gualdinegro parece haber recuperado la pegada de cara a puerta. El Barakaldo no marca ni siquiera un gol por partido de media esta temporada (27 tantos en 29 encuentros). Sin embargo, en los últimos dos duelos ha anotado un total de cuatro goles, dos en cada uno. «Es una circunstancia que no se había dado en toda la temporada y por fin hemos conseguido esa renta», apunta el técnico de los fabriles.

El Sporting B atraviesa un momento muy distinto. Los asturianos son el peor equipo de la segunda vuelta. Acumulan tres empates y siete derrotas en los últimos diez encuentros. Esta situación ha provocado el cese de Ismael Piñera como entrenador del filial gijonés y su sustituto en el cargo es Manolo Sánchez Murias, el director del fútbol base de Mareo. Larrazabal expresa que ésta «no es una situación cómoda pero vendrán espoleados por el cambio de entrenador, querrán demostrar todo lo que llevan dentro y hacer las cosas lo mejor posible». «Un cambio de este tipo busca soluciones, nuevas sensaciones y nuevos estímulos», amplia.

Los rojiblancos han dejado de mirar hacia los play-offs para fijarse como objetivo la permanencia. Actualmente son decimoterceros en la tabla y están a un punto del play-out y a tres del descenso directo. El entrenador de los gualdinegros, aun así, reclama que no deben «relajarse ni un ápice» debido a que «puede que vuelvan a ser ese equipo que eran al inicio de liga». Cabe recordar que en la primera vuelta, el filial sportinguista se hizo con el triunfo por 2-0 en su casa ante los fabriles.

El técnico de Loiu incide en que la bola está en su tejado y que todo dependerá de cómo afronte su plantilla el choque. «Somos nosotros los que hacemos que el rival sea mejor o no, si nosotros no estamos bien, el rival crecerá y si estamos en nuestra línea, ellos tendrán menos posibilidades», manifiesta. Larrazabal cuenta con todos sus efectivos excepto con Álvaro Arencibia, que sigue arrastrando problemas lumbares. Asimismo, insiste en que son «tres puntos muy importantes» en su camino hacia preservar la cuarta plaza.

Con ocho puntos de distancia sobre los rivales directos y con nueve encuentros por delante, puede parecer que los gualdinegros ya están saboreando el objetivo, pero «por experiencia en mi carrera deportiva, puedo afirmar que no hay nada hecho todavía», afirma el míster. El Barakaldo ya se ha medido a los siete primeros y el calendario les favorece en este sentido, aunque «aquí cualquiera te da detrás de las orejas y te obliga a ponerte el mono de trabajo», garantiza el técnico de los fabriles. De momento, solo piensa en este próximo enfrentamiento.