El Barakaldo cae ante el líder

El Barakaldo cae ante el líder
Roberto Ruiz

El solitario tanto de Sergio Ruiz da la victoria a un Racing más efectivo en ataque

JUAN CARLOS RIVASSantander

El Barakaldo no estuvo tan atinado como el Racing y cayó por la mínima en un encuentro que le sigue dejando en la cuarta posición con 44 puntos después de perder los tres últimos partidos a domicilio: Zubieta, Getxo y Santander. El Racing empezó dominando el partido y el Barakaldo no salió de su propio campo hasta en el minuto 10, justo después de que Cayarga botase un saque de esquina en corto sobre Alberto Noguera, quien enviaba al punto de penalti donde Óscar Gil, de cabeza, remató a la escuadra derecha del portero Viorel. El equipo fabril no se asomaría hasta la puerta contraria en un golpe franco de Prats, cuyo lanzamiento saldría por encima de la portería santanderina.

El equipo de Larrazabal se sentía más cómodo según pasaba el tiempo, apretando incluso la salida de balón de los racinguistas. Tanto es así que, tras una pérdida de Ortiz en la línea de medios, Sarkic intentó sorprender desde lejos en el minuto 25, pero el esférico se marchó por encima del travesaño.

1 Racing

Iván Crespo, Aitor Buñuel (Lombardo m. 58), Julen Castañeda, Óscar Gil, Jordi Figueras, , Sergio Ruiz, Nico Hidalgo, Ortiz, Jon Ander (Dani Segovia m. 83), Alberto Noguera (Cejudo m. 71) y Cayarga.

0 Barakaldo

Viorel, Prats, Rollo, Picón, Abel Ciria, Antonio Sánchez, Aguirrezabala (Carles Marc m. 75), Raúl Hernández, Sarkic (Sergio Benito m. 59), Fernán (Villacañas m. 76) y Barbosa.

goles
1-0, m. 62: Sergio Ruiz.
árbitro
Montes García-Navas (colegio madrileño). Amonestó a los locales Ortiz y Dani Segovia y a los visitantes Prats, Aguirrezabala, Fernán y Carles Marc.
incidencias
El Sardinero. 13500 espectadores. Se celebró el 106º Aniversario del Racing de Santander. Saque de honor a cargo de Meñaca, expresidente del Rayo Cantabria.

Respondería el cuadro cántabro en una gran jugada de Alberto Noguera, que se zafó de dos rivales mediante sendos sombreros para servir sobre Cayarga quien, desde el vértice izquierdo del área grande, apuntaría a la cepa del palo izquierdo de Viorel. Cinco minutos después, tras un corner de Cayarga, Viorel no acertaba a hacerse con el balón. El rechace, llorando, le llegaba a la frontal a Castañeda, cuyo fuerte disparo se encontró con Arencibia bajo palos para evitar el primer gol de la tarde. A partir de estos instantes, el juego se trabó con constantes faltas e interrupciones.

En el segundo tiempo, el Racing salió como en el primero, quizás más enchufado, empujando hacia el área rival. De esta forma, Cayarga, en el minuto 48, botaba un corner a la cabeza de Jordi Figueras, que remató demasiado cruzado. Cinco minutos después, una larga combinación en el ataque sobre el área gualdinegra, protagonizada por Alberto Noguera, Sergio Ruiz y Cayarga, la finalizaba Ortiz por encima del travesaño. Acto seguido, y sin tiempo para el respiro, una gran acción individual de Noguera, que sirvió al área chica un balón que no fue rematado por ningún compañero ni despejado por ningún rival, y que se acabó perdiendo por línea de fondo. Entre tanto trasiego, el Barakaldo estuvo a punto de sorprender cuando Fernán, desde la medular, filtraba un balón entre los centrales racinguistas hacia Barbosa que se daba un autopase largo para, ante la salida de Iván Crespo, disparar al lateral de la red.

Se veía a venir el primer gol del partido. Y éste no se hizo esperar. Fue en el minuto 62 cuando Cayarga botó un balón en zona de tres cuartos por la izquierda y Sergio Ruiz remataba de cabeza, colocando el balón a la izquierda de la portería de Viorel y anotando el primer y a la postre único tanto del choque. Golpe para el Barakaldo.

No habría más ocasiones hasta el minuto 78, en una cesión peligrosa de Ortiz sobre Iván Crespo, que controló el balón para driblar a Sergio Benito y quitarse el cuero de mala manera. El esférico le llegó a un sorprendido Antonio Sánchez que, solo ante la portería, no estuvo rápido y se dejó quitar la cartera por el propio meta verdiblanco, providencial para subsanar su propio error. A raíz de esta acción, el Barakaldo se vino arriba y el Racing acabó pidiendo la hora. El déficit de los vizcaínos estuvo en su nula efectividad de cara a los tres palos. Pero el correcalles no tuvo consecuencia para los fabriles que se fueron derrotados de El Sardinero.