La ausencia de candidatos despeja el camino hacia la sociedad anónima

Jesús María Isusi posa junto al estadio de Lasesarre./Luis Ángel Gómez
Jesús María Isusi posa junto al estadio de Lasesarre. / Luis Ángel Gómez

Una vez finalizado el periodo de presentación de candidaturas, la única opción en pie es la conversión a Sociedad Anónima Deportiva

PERU OLAZABALBarakaldo

El domingo concluyó el periodo de presentación de candidaturas para concurrir a las elecciones a la presidencia del Barakaldo. En este tiempo, nadie se ha ofrecido para ocupar el puesto que deja vacante el actual presidente en funciones, por lo que el proyecto liderado por Jesús María Isusi para convertir el Barakaldo en Sociedad Anónima Deportiva parece cada vez más viable. La transformación en SAD se encuentra actualmente en un escenario perfecto para llevarse a cabo, debido a que el primer paso que se debía dar era que nadie presentara una candidatura, para no verse entorpecidos por un proceso electoral.

El pasado 7 de marzo dio comienzo un plazo de diez días para la presentación de las planchas. Sin embargo, se ha dado una situación insólita hasta el momento en el conjunto fabril, ya que nadie se ha ofrecido para formar una Junta Directiva. La consecuencia de esta circunstancia, acorde a lo establecido en el artículo 49 de los estatutos del club, es que «cuando no existiera candidatura válida, el Presidente o Presidenta en funciones, oída la Junta Directiva saliente, convocará de inmediato una Asamblea General Extraordinaria, en orden a su celebración dentro de los diez días naturales siguientes, para que se adopten los acuerdos que se estime pertinentes». Es decir, la Junta Gestora actualmente formada por Orlando Sáiz y su equipo de trabajo deben convocar una Asamblea antes del 27 de marzo.

En dicha asamblea, todo apunta a que la medida recurrente que se tenga que llevar a cabo sea la convocatoria de otra reunión de socios y socias donde se vote a favor o en contra de la conversión del club en Sociedad Anónima Deportiva, ya que es la única propuesta que existe hasta el momento. Esa reunión tendría que darse en un intervalo de otros quince días, a partir de la asamblea extraordinaria. Para realizar la votación debe acudir el 10% de la masa social del Barakaldo, es decir, aproximadamente unas 150 personas. Actualmente, «la máxima preocupación» de Jesús María Isusi es la posibilidad de que no asistan a la asamblea el número de socios y socias necesarios para tomar decisiones. El exdirectivo garantiza estar centrado únicamente en efectuar «una gran difusión» a los socios y socias para que participen en la que podría ser una de las decisiones más trascedentes en la historia del conjunto fabril.

A su vez, Jesús María Isusi indica que todavía no ha habido ningún tipo de comunicación entre Orlando Sáiz y los cuatro socios que encabezan el proyecto de la reconversión. «El momento es ahora, hasta este momento no se podía hablar porque cabía la posibilidad de que se presentara alguna candidatura», afirma. Asimismo, la conversación con el presidente en funciones la considera fundamental, debido a que debe ser la Junta Gestora quien proponga la convocatoria de una Asamblea Extraordinaria para la transformación del club en sociedad anónima.