Anduva espera con ganas al Barakaldo

Cerrajería, ejercitándose esta semana tras su lesión. /CD Mirandés
Cerrajería, ejercitándose esta semana tras su lesión. / CD Mirandés

El Mirandés, en el que milita el exgualdinegro Galder Cerrajería, busca su primer triunfo en casa después de caer eliminado de la Copa .

LAURA GONZÁLEZ Barakaldo

En Barakaldo nadie se cansa de repetirlo: el Mirandés es uno de los favoritos a hacerse con una plaza de play-off y al ascenso. El último en echarle flores al conjunto rojillo ha sido el delantero fabril 'Dopi', para quien el rival de este domingo (18:00 horas) de los vizcaínos es un conjunto con una «plantilla muy fuerte», ante el que ya se han conjurado para regresar con algún punto en el zurrón. Pero lo cierto es que desde Miranda no se lo pondrán nada fácil, pese a que en los dos partidos que han disputado ante su público no han logrado este curso aún la victoria, ambos frente al Racing de Santander.

El primero fue en Liga, y terminó con tablas (1-1) en el marcador. El más reciente, el del pasado miércoles, supuso la eliminación de los burgaleses de la Copa del Rey, gracias a un solitario tanto en la recta final. La pasada jornada los de Borja Jiménez consiguieron despegar ante la Cultural de Durango, endosándoles una goleada (1-4), por lo que ahora, «con mucha confianza», esperan con ganas a los de Aitor Larrazabal, para poder brindarle el primer triunfo a su afición.

Y es que, según ha apuntado esta semana el técnico, que se ha dedicado a hacer muchas variaciones en este arranque de curso, ya han encontrado «la línea a seguir». «Nos gusta trabajar cada partido y adaptarnos a lo que creemos que son los puntos más débiles del rival, intentando aprovecharlos», afirma. Esto hicieron en Durango a la perfección y tratarán de volver a ponerlo en práctica en su feudo, después de un inicio de temporada algo accidentado, con alguna que otra salida que hizo mucho ruido -la del ariete Diego Cervero- y con una lista inesperada de lesionados, entre ellos la del delantero 'Pito' Camacho, que ha tenido que ser operado de su rotura de ligamento cruzado.

El que está ya recuperado es Galder Cerrajería, excapitán gualdinero que a principios de verano decidió hacer la maleta rumbo a Miranda. El baracaldés terminó el primer partido de Liga con molestias musculares en la parte posterior de su muslo derecho, y hasta este lunes no se había ejercitado con el grupo. por lo que su presencia en el choque es dudosa, aunque el propio jugador parece estar preparado para medirse ante su exequipo. Una situación un tanto peculiar para el centrocampista vizcaíno, que acostumbraba a no perderse apenas ni un minuto en las pasadas temporadas. Sin contratiempos, el jugador completó la doble sesión del miércoles y la del jueves, por lo que, a falta de dos entrenamientos más para el encuentro del domingo, parece que estará a la completa disposición de Borja Jiménez.

Precedentes

Un duelo a cara de perro casi recién iniciada la temporada en el que el Barakaldo cuenta a su favor con la experiencia del pasado curso, en el que fue uno de los equipos que le puso las cosas más difíciles sobre el césped al Mirandés. Los de Larrazabal superaron por la mínima en Lasesarre a su rival de este domingo, pero cayeron en la segunda vuelta en Anduva 2-1, en un choque en el que los gualdinegros merecieron algún botín, tras dejar una gran imagen. Un conjunto rojillo en el que una de sus principales referencias ofensivas radica en la figura de Yanis Rahmani, ex del Sestao. Un choque que servirá, además, para tratar de desempatar en el número de victorias en el feudo mirandilla en Segunda B, ya que de los ocho duelos que han disputado en dicho escenario en la categoría de bronce, cuatro han terminado en empate y dos victorias han ido a parar a cada bando.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos