Adrián Hernández refuerza la punta de ataque del Barakaldo

Adrián Hernández. /Twitter Adrián Hernández @Adriianlp
Adrián Hernández. / Twitter Adrián Hernández @Adriianlp

El delantero proveniente del Atlético Baleares ha anotado un total de 46 tantos en los seis cursos que ha completado en Segunda B

PERU OLAZABAL

El Barakaldo contará esta campaña con mucho instinto goleador en sus filas. Son ya ocho los futbolistas de perfil ofensivo con los que cuenta el club, por lo que su apuesta de cara a mejorar el ataque del equipo parece más que firme. A los Roberto 'Pitu' Doncel, Juan Delgado, Sergio García, Óscar Fernández, Bryan Reina, Iker Olaizola y Josué Medina, se les acaba de unir Adrián Hernández para luchar por un puesto en el once inicial. Adrián Hernández es un delantero centro de 27 años que procede del Atlético Baleares y ha firmado por una temporada con la entidad gualdinegra.

Adrián Hernández es natural de Gran Canaria y su adaptación al vestuario no se antoja complicada, ya que se reencontrará con compañeros de una isla próxima a la suya como Samuel Arbelo y Josué Medina, ambos de Tenerife. Asimismo, conoce a la perfección el grupo dos donde militan los fabriles. El delantero punta ha disputado tres cursos en este grupo –dos con Las Palmas Atlético y uno con el Burgos- y suma un total de 91 encuentros y 23 goles en este bloque. Para más inri, también sabe de buena mano lo que significa marcar en Lasesarre, debido a que en sus tres visitas al estadio de los fabriles, ha logrado anotar dos tantos, nada más y nada menos. La primera de esas dianas la marcó el 19 de octubre de 2014 con el filial canario y la segunda la hizo el 29 de abril de 2018, ya en el Burgos.

A sus 27 años, cuenta con un gran bagaje en la categoría de bronce, donde acumula 197 partidos y 46 goles. Adrián Hernández es canterano de Las Palmas y realizó su debut como profesional en el equipo de su tierra en la temporada 2013/14, a los 21 años. Durante ese curso participó en 25 envites y anotó 3 tantos. En el siguiente año, mejoró mucho sus cifras y disputó 37 encuentros ligueros, marcando hasta once goles. Sus dianas no evitaron el descenso del filial canario y fichó por el Burgos, donde permaneció las tres siguientes temporadas. Ahí vivió el cenit de su carrera por el momento y sumó 103 partidos y 31 tantos. La campaña pasada recaló en el Atlético Baleares, que estuvo a punto de ascender a Segunda, pero el delantero no logró hacerse un hueco en los esquemas de Manix Mandiola. 23 partidos repartidos en cinco titularidades y 18 salidas desde el banquillo en los que anotó un solitario gol.