«Vivo con nervios y mucha ilusión mi regreso a Gobela», reconoce Diego Royo

«Vivo con nervios y mucha ilusión mi regreso a Gobela», reconoce Diego Royo

El defensa aragonés, después de cinco temporadas defendiendo la zamarra rojinegra, lo hará por primera vez con la camiseta del Tudelano

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNAGetxo

El defensa Diego Royo pisará por primera vez el césped artificial de Gobela con la camiseta del equipo visitante, el Tudelano, donde recaló esta temporada después de defender durante cinco campañas la zamarra rojinegra. Un regreso que está viviendo con una mezcla de «ilusión y nervios», ante el que cuenta las horas para «reencontrarme con los que han sido mis compañeros durante tantos años».

Royo, al margen de sentimentalismos, no duda en calificar este duelo como «vital para los dos equipos, ambos estamos abajo y nos jugamos bastante». Los locales son décimos con 35 puntos, mientras que su rival ocupa la decimocuarta posición con 32, a uno solo del 'play-out' por la permanencia y a tres del descenso matemático.

El exrojinegro ve a su antiguo equipo «a priori, favorito» para conseguir los tres puntos «porque están por encima en la clasificación y por las peculiaridades de Gobela». Si bien, no duda al afirmar que «vamos a dar batalla para lograr la victoria, o al menos puntuar», en un choque de «juego muy directo, con poca posesión». «Va a ser un duro encuentro», vaticina.

Respecto a su estancia en el Arenas, mantiene vivo el recuerdo de «una experiencia muy bonita» que arrancó con la amarga sensación de «quedarnos a las puertas del ascenso a Segunda B, en la eliminatoria definitiva frente al Trival Valderas». Si bien, a la campaña siguiente «lo logramos y luego han sido tres temporadas muy buenas donde llegamos a jugar la Copa del Rey», rememora.

Centrado en el presente de su exequipo, Royo comenta que «le sigo cada jornada. Comenzaron con una buena racha, luego han pasado un bache y ahora vuelven a recuperar las buenas sensaciones. Estoy seguro de que no van a pasar apuros para salvar la categoría», sentencia categórico. Respecto a la trayectoria del Tudelano, apunta que «estamos peleando desde principio de temporada para evitar el descenso».

Un rumbo que cambió para mejor con el cese del entrenador Iñigo Valencia y la contratación como técnico de José Mari Lumbreras. Como dato anecdótico, este cambio en la dirección del equipo navarro se produjo inmediatamente después de la derrota por 0-1 frente al Arenas, en el partido de la primera vuelta. «Con el nuevo míster somos más sólidos en defensa, generamos más ocasiones y tenemos más acierto rematador», concluye.