Derbi de urgencias en Gobela

Derbi de urgencias en Gobela
Jordi Alemany

Arenas y Gernika afrontan un derbi vizcaíno marcado por las urgencias clasificatorias de ambos equipos

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA / FERNANDO ROMEROGetxo

El estadio de Gobela acoge a las 19.30 horas de este miércoles un derbi vizcaíno eléctrico entre Arenas y Gernika, dos conjuntos que luchan por escapar de la zona caliente de la clasificación. Los locales partirán con la ventaja de depender de ellos mismos para salvar la categoría, mientras que su rival debe ganar y esperar otros resultados para salir de los puestos de descenso. Será un choque de especial trascendencia en la lucha por la permanencia. Solo cinco puntos separan a ambos equipos en la clasificación: el Gernika, en zona de descenso directo, con 33, y el Arenas, que quiere abrir brecha con la zona caliente, con 38.

A nadie se le escapa que quien gane este encuentro tendrá mucho trabajo adelantado, a pesar de que todavía quedarán 4 envites más después de esta jornada. Especialmente en el caso de los areneros, que quieren poner tierra de por medio sobre el furgón de cola y tomar aire. Fue esa irregular situación la que le terminó costando el puesto a Jabi Luaces hace unas semanas. El nuevo míster rojinegro, Endika Bordas -segundo del de Busturia- trata de enderezar el rumbo de la nave getxotarra, aunque por el momento no conoce la victoria. Con él en el banquillo, el Arenas ha cosechado dos empates: ante el Amorebieta en casa y el derbi de este pasado fin de semana en Sarriena contra el Leioa, saldado sin goles.

El técnico rojinegro no oculta la importancia de un encuentro «donde los dos equipos nos jugamos mucho, espero un partido eléctrico, como suelen ser siempre los derbis». En este sentido, no considera que el choque «sea muy diferente» a los disputados frente a Amorebieta y Leioa en las dos anteriores jornadas.

Bordas se muestra convencido de que el devenir del choque será de «juego directo, duelos individuales, segundas jugadas y acciones de estrategia a balón parado», nada diferente al resto de la temporada en Gobela, donde sus dimensiones y las cuatro paredes que rodean el terreno de juego favorecen este tipo de planteamientos y pocas florituras. «Es un campo que puede ser muy parecido a Urbieta. Seguro que se podrá ver una batalla bonita en Getxo», avanza por su parte el técnico foral, Urtzi Arrondo.

A juicio del entrenador del 'Histórico', la clave para sumar los tres puntos pasará por «mantener la intensidad y el orden, quien menos errores cometa tendrá mucho ganado», sentencia. Si bien, «el fútbol es caprichoso y el encuentro puede dar un giro inesperado para cualquiera de los equipos», advierte el titular del banquillo de Gobela.

Bordas reconoce que una victoria «no nos garantizaría la salvación matemática pero sería una importante inyección de moral para los jugadores, que se lo merecen». Además, dejarían el descenso matemático a ocho puntos a falta de cuatro encuentros para la conclusión del Campeonato.

El Gernika, mientras, deberá echar mano de esa mejoría a domicilio de la que está haciendo gala en esta segunda vuelta, en la que solo ha perdido un partido, para tratar de sacar tres puntos vitales del feudo rojinegro y poner fin a esa racha de empates que le está lastrando. Las 11 igualadas de esta segunda mitad de liga le están pesando demasiado en la cerrada lucha por la permanencia.

A la hora de realizer la convocatoria, Bordas no podrá contar con los lesionados Jimmy y Adrián, ni con el sancionado Xeber. Arrondo, por su parte, no podrá contar con el meta Juanjo Garrantxo ni con el lateral Igor Arnáez, ambos por lesión.