Jon Urkiza estará siete meses apartado de los terrenos de juego

Urkiza protege la pelota ante dos jugadores del Leioa en Gobela. /Arenas Club
Urkiza protege la pelota ante dos jugadores del Leioa en Gobela. / Arenas Club

El joven canterano rojinegro sufrió una grave lesión de rodilla en el pasado partido frente al Izarra

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNAGetxo

El extremo derecho del Arenas Jon Urkiza estará siete meses de baja como consecuencia de la lesión de rodilla que se produjo en el maltrecho campo de Merkatondoa, feudo del Izarra, durante la última jornada liguera. La desafortunada jugada aconteció en el minuto doce y le obligó a dejar el terreno de juego, siendo sustituido por Jimmy.

Las pertinentes pruebas médicas han confirmado problemas en el menisco y el ligamento anterior, entre otros, que le obligarán a estar de baja durante una larga temporada. Nada más conocerse la noticia, desde el club le enviaron «abrazos y mucho ánimo» a esta 'perla' rojinegra, al igual que desde las redes sociales no tardaron en volcarse con mensajes de aliento.

El jugador, de veinte años de edad, tiene grabado en la memoria el lance. «Era un balón dividido con el central, me intento anticipar y me desequilibro», relata. En ese momento, «la rodilla se me queda clavada y el cuerpo se desplaza lateralmente a la derecha y a la par suena un pequeño crujido». También recuerda que «sentí mucho dolor, siempre piensas en lo peor».

Si todas las lesiones son inoportunas, para Urkiza en este caso ha llegado en el peor momento, «cuando contaba con la confianza del míster, que cada jornada me estaba dando más minutos», asevera. En este punto, afirma que «iba de menos a más esta temporada, cada vez me sentía mejor. Ha sido una faena», lamenta.

Urkiza, en su segunda temporada defendiendo la zamarra rojinegra, reconoce que la dinámica del equipo «es un poco mala, pero confío completamente en mis compañeros, todos sabemos que lo vamos a sacar adelante». Su positivismo tiene como base «la unidad existente en el vestuario, todos confiamos en el que tenemos al lado. Somos una familia», ensalza el joven jugador forjado en la cantera 'arenera' desde infantiles.