«Nos estamos jugando la vida, se nota y pesa», asegura Bordas

«Nos estamos jugando la vida, se nota y pesa», asegura Bordas
A. Piña

Pese a la derrota frente al Oviedo B, el Arenas continúa dependiendo de sí mismo para eludir la promoción de descenso

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNAGetxo

El gol encajado en el minuto 93, que supuso la victoria del Oviedo B, fue un auténtico mazazo para el Arenas, que solo cuenta con una ventaja de tres puntos frente al puesto de play-out que ocupa el Real Unión, a falta de tres encuentros para la conclusión del campeonato regular. Además, las victorias de Izarra y Tudelano les dejan prácticamente solos en esta lucha por la permanencia frente al conjunto fronterizo.

El dato positivo de la jornada para el Arenas pasa por el hecho de continuar dependiendo de ellos mismos para salvar la categoría. Un triunfo la próxima jornada frente a la Unión Deportiva Logroñés, a las 18.00 horas del sábado en Gobela, unida a una derrota del Real Unión, frente al Vitoria, podría aclarar definitivamente el oscuro panorama actual.

El técnico rojinegro, Endika Bordas, reconoce estar «triste por los jugadores, que realizaron un trabajo físico enorme. Cuando ya tienes el premio, te lo quitan en la última jugada», y más en un «campo difícil donde nos iba a costar frente a un rival que nos iba a exigir mucho defensivamente, como así ha sido». En este sentido, no duda en reconocer que «por momentos, hemos estado metidos muy atrás, quizás por la exigencia del rival o por nuestra propia situación, donde nos estamos jugando la vida, se nota y pesa», asegura. Bordas ya tiene la mente en el siguiente partido: «Debemos hacer borrón y cuenta nueva de esta derrota y seguimos en la pelea».

El técnico arenero declinó hablar de la actuación de los colegiados sobre un penalti reclamado por los locales y una falta sobre Etxaniz en la jugada que propició el gol de la victoria asturiana. «No me gusta hablar de ellos, les damos más valor del que verdaderamente tienen. Nosotros les tenemos que ayudar y ellos a nosotros. Pero ha sido todo muy especial, más que por los posibles aciertos o errores por la actitud que han tenido», sentenció con un tono de voz tranquilo. Finalmente, Bordas volvió a destacar que la complicada situación clasificatoria en la que se encuentran «nos agarrota y limita, mientras que al rival le da más alas».