«El mérito es de los jugadores», resalta Endika Bordas

«El mérito es de los jugadores», resalta Endika Bordas
Pankra Nieto

El míster del Arenas se acordó de su antecesor en el banquillo de Gobela, Jabi Luaces: «Hay una parte de él que siempre viene conmigo, muchas cosas las he aprendido trabajando conjuntamente»

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNAGetxo

El entrenador del Arenas, Endika Bordas, era un hombre feliz después de conseguir el reto de dejar el equipo una temporada más en Segunda B, tras un último y agónico partido frente al Mirandés que propición que el play-out sobrevolara durante algunos minutos por Gobela. «Lo han conseguido los chavales. Igual que se les han sacudido 'hostias' durante todo el año por no estar al nivel que se esperaba, ahora toca felicitarles por haber conseguido la permanencia. Siempre han sido un grupo muy comprometido», aseveraba el técnico arenero.

Bordas no quiso subirse al carro de los vencedores, como suele ser habitual entre diferentes estamentos de los clubes en este tipo de finales felices. «En mi caso, que soy el míster, no he hecho nada. He estado para ayudar, sumar y darles confianza en encuentros tan importantes como éste, donde han tirado de coraje y han sido un equipo», señalaba.

En el capítulo de reconocimientos, Bordas no quiso olvidarse de aquellas personas que trabajan 'en la sombra', como «nuestra psicóloga Alazne, que ha estado ahí, y personal y profesionalmente me ha ayudado mucho. Es una figura a la que la gente no le da mucha importancia, pero si entrenamos el físico y la táctica, por qué no vamos a trabajar la mente».

Tampoco se olvidó del «masajista 'Kali', del utillero Denis, Asier el fisio, 'Txin' el delegado, Izkoa el entrenador de porteros o Kepa el Preparador Deportivo. Todos ellos han sido personas a las que tengo que agradecer la profesionalidad y trato conmigo». Por último, tuvo un especial recuerdo para su antecesor en el banquillo de Gobela, con el que llegó al equipo: Jabi Luaces. «Hay una parte de él que siempre viene conmigo, muchas cosas las he aprendido trabajando conjuntamente».

Respecto al encuentro contra el Mirandés, Endika Bordas indicó que «todos sabíamos que iba a ser un encuentro de noventa y cinco minutos en el que nosotros o ellos podíamos marcar pero en el que no puedes bajar la guardia hasta el final». La clave del triunfo frente a un rival «complicado, capaz de generar mucho» fue que «mi equipo ha estado muy solidario y bastante unido».

Finalmente, y por si quedaba alguna duda del papel realizado por el Mirandés, Bordas se mostró taxativo: «Ellos no han venido a regalar el partido en ningún momento. De hecho, en el minuto 92, han tenido una ocasión que nos ha puesto los... por corbata», comentaba Bordas en tono ya más relajado con la satisfacción del deber cumplido.