Jabi Luaces (Arenas): «La derrota es fruto de la ansiedad y precipitación»

Jabi Luaces alecciona a los suyos durante el encuentro del sábado/Pedro Urresti
Jabi Luaces alecciona a los suyos durante el encuentro del sábado / Pedro Urresti

El técnico del 'Histórico' reconoce que «tenemos mucho margen de mejora»

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNAGetxo

La derrota cosechada por el Arenas en su debut en Gobela, frente al Izarra por un solitario gol obra de Laborda, fue «fruto de la ansiedad y precipitación de mi equipo» con el marcador en contra, según reconoció el entrenador local Jabi Luaces. Estas ganas por sacar los partidos adelante «no son del todo malas pero generan una ansiedad que, a esta altura de campeonato, no debemos tener».

Por este motivo, reclamó «más tranquilidad moviendo el balón y no ser tan verticales», cuando solo se llevan disputadas dos jornadas de Liga. Además, en su ideario futbolístico existe la máxima de que «cuando el rival se adelanta en el marcador y no se puede ganar, un punto es positivo».

Para el técnico rojinegro, por el rumbo que llevaba el encuentro, estaba claro que quien «metiera primero ganaba». En este sentido, lamentó el escaso acierto rematador de los suyos: «Hemos generado cuatro ocasiones claras y no hemos sido capaces de aprovecharlas». De haber estado más atinados, «principalmente en la ocasiones al inicio del encuentro, hubiéramos abierto el partido y dispuesto de más espacios para finiquitar el marcador», incide.

Luaces destacó la «fortaleza física» de un rival que jugó «muy bien armado, al que cuesta mucho generar ocasiones y más en un campo con las dimensiones de Gobela, a las que están muy acostumbrados». Centrado de nuevo en su equipo, destacó el hecho de «contar con una plantilla de calidad capaz de hacer cosas, pero debemos dar otra sensación diferente a la de este partido».

El titular del banquillo de Gobela volvió a incidir en la ansiedad mostrada sobre el césped, un aspecto que, de repetirse en próximos compromisos, «hará muy complicado lograr puntos. Estamos obligados a mostrar más orden y rigor». Si bien, tampoco olvida que «en las primeras jornadas esto puede llegar a suceder», motivado por la presencia de «un entrenador y compañeros nuevos generando una ilusión inmensa por agradar».

Finalmente, realizó un llamamiento a la tranquilidad: «Queda mucho margen de mejora y estoy convencido de que vamos a continuar creciendo» tanto a la hora de asumir conceptos futbolísticos como en la faceta física, en la que «aún estamos un poco espesos y nos falta frescura», concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos