«He entrenado toda la temporada con el primer equipo, pero haber podido jugar un partido oficial, es una pasada», reconoce Fernández

Diego Fernández, durante un entrenamiento./
Diego Fernández, durante un entrenamiento.

El jugador del Juvenil del Arenas, acabó «satisfecho», de su debut con el primer equipo

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA/Getxo

El centro campista juvenil del Arenas, Diego Fernández, contó con sus primeros minutos con el primer equipo en el encuentro frente al Tudelano, saldado con empate a uno. El jugador de 18 años de edad, realizó un meritorio papel en los minutos que estuvo sobre el césped, lo que le valió los elogios de su entrenador Javier Olaizola, quién no dudó en calificarlo como «el revulsivo y si no ha sido el mejor, ha sido de los mejores del equipo».

La nueva 'joya' rojinegra comenzó su carrera deportiva en el Santurtzi, para posteriormente integrarse en la factoría de Lezama para ser cedido al Sestao River. Tras este paso, regresó al Juvenil A del Athletic, donde ha permanecido hasta esta campaña que se ha desvinculado de los rojiblancos para enmarcarse en su nueva aventura como rojinegro.

Fernández, es un fijo en el equipo Juvenil A y llegó a esta convocatoria para completar la lista de dieciocho jugadores, ante las bajas de Matador, Ramos y Luariz. «He entrenado toda la temporada con el primer equipo, pero haber podido jugar un partido oficial, es una pasada», reconoce emocionado.

En esos minutos demostró velocidad, capacidad de desmarque y calidad técnica con el balón. Incluso, contó con alguna oportunidad de marcar pero no tuvo la fortuna necesaria para batir al guardameta rival. «Ya si llegó a marcar ya hubiera sido increíble. Tuve mala suerte y me dio mucha rabia», destaca.

pero con muchas ganas de hacerlo bien». Finalmente, realiza un balance positivo de la experiencia» acabe muy satisfecho con mi papel aunque siempre se puede mejorar», apunta ambicioso. También, las alabanzas de su entrenador «me sorprendieron mucho y se lo agradezco».

Respecto a volver a entrar en las convocatorias del primer equipo psea «estar encantado de repetir», sabe que lo «tengo complicado entrenar con ellos al empezar los estudios en la Universidad, no puedo compaginar al coincidir por la mañana». Todo ello, pese a que el 'míster' dejó abiertas las puertas para contar con él. «Primero, no miro el carné de identidad a nadie y el jugador que me rinde durante la semana y está preparado para jugar en esta categoría es uno más», sentenció el titular del banquillo de Fadura.

Respecto a sus sueños deportivos, no dista mucho de otros noveles futbolistas «a todos nos gustaría triunfar en Primera División». Centrado en el presente, se marca el objetivo de «terminar este último año de Juvenil y la próxima temporada seguir en el Arenas o en un equipo del mismo nivel».