Bordas: «Hubiéramos acabado más arriba de no haber sufrido tantas adversidades»

Bordas: «Hubiéramos acabado más arriba de no haber sufrido tantas adversidades»
J. Beltrán

El míster arenero destaca que «hemos remado hasta llegar a buen puerto sin ahogarnos en la travesía»

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNAGetxo

El entrenador del Arenas, Endika Bordas, valora la complicada situación por la que ha atravesado el equipo de manera muy gráfica: «Hemos remado hasta llegar a buen puerto sin ahogarnos en la travesía». En lo personal, tampoco empezaron mejor las cosas con el «fallecimiento de mi aita el 30 de agosto», prácticamente nada más comenzar la temporada.

En el plano deportivo, apunta que los rojinegros, bajo las órdenes de Jabi Luaces y con él como segundo entrenador, «empezamos muy bien pero, poco a poco, constatamos que algo no funcionaba de la manera adecuada y que iba arrastrando al equipo hacia abajo», reconoce Bordas. De hecho, en el mes de diciembre «entramos en una dinámica bastante mala con diez encuentros sin ganar». En ese momento, la junta directiva 'arenera' optó por el relevo en el banquillo de Gobela y «me ofrecen a mí el puesto». Un reto deportivo que aceptó «sabiendo lo que me venía encima con un final de temporada apoteósico», con solo siete jornadas por delante para dar un cambio de aire al equipo.

Los frutos han tenido que esperar hasta la última jornada, en la que esquivaron la promoción de descenso al imponerse al Mirandés. Un mérito que achaca exclusivamente a la plantilla: «Siempre he confiado en la capacidad y calidad del grupo, que me ha ayudado muchísimo. Les estoy muy agradecido por las facilidades que me han ofrecido», resalta Endika Bordas, emocionado y aliviado una vez se ha sacudido la amenaza de una posible pérdida de categoría.

En este sentido, apunta que a lo largo de las siete jornadas en las que ha llevado las riendas de la escuadra rojinegra «mi trabajo ha estado enfocado a hacerles ver que ni erámos tan buenos cuando estábamos cerca de puestos de 'play off', ni tan malos en los momentos más complicados». Por todo ello, «solo me queda felicitarles a todos ellos, que han sido superprofesionales».

Bordas se muestra convencido de que «de no tener esta clasificación tan adversa ni haber sufrido tantas lesiones, que nos han ido minando psicológicamente, a buen seguro hubiéramos acabado más arriba» en la tabla. Respecto a su futuro como entrenador, se muestra cauto: «No me han dicho todavía nada sobre mi futuro, me gustaría seguir porque me he sentido muy a gusto y arropado» en esta su primera etapa como técnico en Segunda B.