El Arenas respira más tranquilo

El Arenas respira más tranquilo
Pedro Urresti

Los rojinegros se imponen a un rival directo y dan un importante paso de cara a la salvación

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNAGetxo

El Arenas puso fin a la sequía de tres jornadas sin conocer la victoria al imponerse por la mínima al Real Unión, en un entretenido partido con alternativas en la primera mitad y total dominio local después de reanudación. Tras este triunfo, los areneros se colocan con 35 puntos, en la mitad de la tabla.

Jabi Luaces realizó cuatro cambios en el once inicial que se enfrentó al Real Unión, dando entrada a Jimmy, Xeber, Azkue y Dani López, en los puestos de Gayoso, Güemes, Uranga y Jordan. El primer sobresalto no tardó en llegar. Cuando apenas había trascurrido un minuto del pitido inicial, Zamorano atrapó un balón en la medular para emprender la carrera en solitario hasta el área guipuzcoana, donde un defensa le estorbó lo justo para que enviara fuera el esférico. La respuesta irundarra no se hizo esperar, en forma de una vaselina desde tres cuartos de campo que estuvo a punto de sorprender a Txemi, obligado a palmear el balón por encima del larguero.

1 Arenas

Txemi (Pablo, m.90), Espinosa (Jordan, m.74), Jimmy, Pozo, Gnzález, Junior, Xeber, Azkue, Dani López (Güemes, m.72). Ramos y Zamorano.

0 Real Unión

Irazusta, Daniel Estrada, Garrido, Ceberio, Senar, Esnaola, Alain Eizmendi, Beitia (Etxabeguren, m. 78), Javier Martínez, Sola ( Etxaburu, m.22) y Letamendia (Eneko Eizmendi, m.60)..

Goles:
1-0. M. 39. Zamorano.
Árbitro:
Eder Mallo Fernández del Comité Castellano-Leonés. Amonestó por los locales a Junior y Xebe; y por los visitantes a Javier Martínez y Senar,
Incidencias:
500 espectadores en Gobela.

Igualmente, el visitante Sola probó fortuna con otro lanzamiento al borde del área, pero no encontró dirección de portería. El trepidante ritmo del choque propició constantes llegadas pero sin generar inquietud a los guardametas. Con el paso de los minutos, la escuadra dirigida por Juan Domínguez empezó a tener más posesión pero sin profundidad. Para su desgracia, se vio obligado a realizar un primer cambio no previsto cuando en un salto, Sola chocó con un rival, acabando con una brecha que le obligó a recibir atención sanitaria.

En el tramo final de la primera parte, el Arenas volvió a disponer de una inmejorable ocasión para adelantarse en el marcador. En un saque de falta a cargo de Xeber, envió un buen centro a Aitor Ramos que, de cabeza, no atinó entre los tres palos. Unos minutos después, la alegría se adueñó de las gradas de Gobela, cuando Zamorano, después de fallar el primer remate, logró embocar el balón dentro de la red.

Tras el obligado paso por vestuarios, los locales salieron decididos a sentenciar el marcador. A punto estuvieron de conseguirlo en un lanzamiento lejano de Xeber, pero le salió bastante desviado. Los rojinegros, en sus mejores momentos del encuentro, desbordaron totalmente a los fronterizos, incapaces de desplegar el fútbol de la primera mitad.

El guion no cambió en todo este segundo periodo, con un Arenas cómodo en el papel de protagonista, llegando con fluidez al área contraria y generando peligro. Una internada por banda izquierda de Aitor Ramos culminó con un disparo despejado por Irazusta. Por su parte, el Real Unión intentó revertir el resultado con más corazón que cabeza y sin fluidez en sus acciones.