Arenas y Leioa, a salvo de las 'garras' del Eibar

Arenas y Leioa, a salvo de las 'garras' del Eibar
El Correo

Los dirigentes de ambos clubes no temen que la posible implantación en Bizkaia de la ciudad deportiva armera les pueda restar jugadores de la cantera

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNAGetxo

La distancia es el olvido o, al menos, eso dice la canción. En este caso, la lejanía es un factor a favor de Arenas y Leioa ante la más que previsible llegada de la ciudad deportiva que el Eibar estudia ubicar en el enclave vizcaíno de Areitio, fronterizo con Guipuzcoa. Unas instalaciones donde, al margen de entrenar el equipo de Primera División, se formarían las categorías inferiores de la cantera azulgrana.

«No creo que ningún padre residente en Getxo o la comarca someta a su hijo pequeño a un viaje de una hora de ida y otra de vuelta teniendo cerca instalaciones como Gobela o Sarriena», asegura el presidente del Arenas, Francisco Egusquiaguirre. Además, al margen de donde se ubiquen definitivamente, «ya cuenta con una escuela, donde van captando jugadores desde hace años». Aún así, Egusquiaguirre reconoce que para los «chavales siempre tiene más tirón formar parte de un club que su primer equipo está en Primera División que en categorías inferiores».

Pese a esta competencia, como puede ser el referente más importante de Lezama, «nosotros contamos con una cantera Arenas-Romo muy saneada compuesta por 370 jugadores. Además, nuestra primera fase hasta cadetes es social, así que todo crío que quiere practicar fútbol, tanto del municipio como de localidades limítrofes, tiene cabida». El salto a juveniles supone entrar en una categoría «más competitiva, pero aún así contamos con cuatro equipos con un total de cien jugadores en plantilla».

Arenas y Leioa son dos de los equipos convenidos del Athletic que cede jugadores a los equipos senior y ellos «nos forman a entrenadores, nos dan soporte médico y se pueden llevar a los jugadores que consideren oportuno», concluye el mandatario rojinegro.

En el caso del presidente del Leioa, Javier Landeta, coincide en que «existe una distancia considerable que nos aparta del radar de influencia» del equipo guipuzcoano. Todo ello no es óbice para «sentirnos muy observados por los clubes punteros de la Primera División, y no solo de Euskadi». En este sentido, apunta que «cada jornada, estas entidades envían observadores para ir testando jugadores».

Además, el club azulgrana se enorgullece de contar con «la mayor cantera de toda Euskadi», con alrededor de 600 jugadores y jugadoras, sin contar las plantillas de los equipos senior femenino y masculino. «Siempre con especial atención» a la Escuela Lagun Artea, donde se «forman cerca de 400 pequeños y pequeñas», a los que se suman cuatro equipos cadetes y el mismo número de juveniles.