El Arenas, impotente ante el colista

Los de Luaces no han podido superar al filial armero/Pedro Urresti
Los de Luaces no han podido superar al filial armero / Pedro Urresti

Los rojinegros encadenan siete encuentros sin conocer la victoria

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNAGetxo

El Arenas no pudo superar al colista Vitoria, ampliando a siete las jornadas sin ganar. Ambos equipos depararon un partido intenso y emocionante pero carente de cualquier floritura técnica. El técnico local, Jabi Luaces, muy condicionado por las bajas, solo realizó un cambio en el once dando entrada a Urkiza en lugar del delantero madrileño Dani López. La nueva incorporación rojinegra, Xeber Alkain, esperó su oportunidad desde el banquillo.

En el arranque, un Vitoria que presentaba la novedad del debut en su banquillo de Iván Fagoaga, intentó hacerse con la posesión del esférico, contando con la primera ocasión del encuentro en una falta botada por Roger a las manos de un atento Txemi Talledo. La jugada fue un fuego de artificio toda vez que los locales se hicieron con la posesión del balón pero sin generar peligro en estos primeros compases.

0 Arenas

Txemi, Jordan, Gayoso, González, Gonzalo (Lozano, m.30), Azkue, Ramos, Uranga, Güemes (Dani López, m.58), Urkiza (Xeber, m.84) y Zamorano.

0 Vitoria

Areitio, Camus, Roger, José, López, Marí, Brani, Txaber (Alain,, m.87) Xesc ( Urko, m.79), Obieta, y Kike Pina (Jaime, m.66).

Árbitro:
Carlos Aranda Anquela, del Comité Aragonés. Amonestó por los locales a González. Por los visitantes a José, Roger y Urko
incidencias:
500 espectadores en Gobela

El partido fue degenerando en un intercambio de pelotazos y envíos largos donde las defensas se imponían una y otra vez a los atacantes, mientras los mediocampistas se convirtieron en meros espectadores que veían volar el esférico sobre sus cabezas. Pese al atasco existente, Güemes se inventó un buen centro raso desde la derecha para que Zamorano conectara un duro disparo que se marchó muy desviado.

Por su parte, el filial armero dispuso de su mejor oportunidad en los primeros treinta minutos, que pasaron sin pena ni gloria, en un saque de esquina desde la izquierda rematado de cabeza por Marí, enviando el balón por encima del travesaño. La mala suerte se volvió a cebar con los rojinegros, de nuevo en forma de lesión. Esta vez el central Gonzalo, obligado a dejar su sitio a Lozano. Después de este desgraciado lance, no sucedió nada reseñable en un primer periodo de entrega física y cero calidad.

En la reanudación, el guion no cambio ni un ápice, con ambos equipos entregados sin un dominador claro. La primera ocasión de este segundo periodo estuvo protagonizada por Zamorano, con un disparo atajado sin mayores contratiempos por Areitio. La respuesta llegó en un lanzamiento lejano de Marí, que se marchó por la linea de fondo después de rebotar en un defensa rojinegro.

Esta dos acciones terminaron por romper el encuentro, convertido en un correcalles del que a punto estuvieron de sacar provechó los 'areneros', pero el balón se le quedó entre las piernas a Urkiza que, solo frente al guardameta vitoriano, cruzó su disparo en exceso. Quizás la oportunidad más clara de los locales en lo que iba de encuentro.

Un par de minutos después, fue el turno de los foranéos en un lanzamiento de Jaime obligando a lucirse a Txemi Talledo para desviar la trayectoria del balón. La última ocasión fue un testarazo muy bien dirigido de Aitor Ramos pero se encontró con un Areitio imbatible para acabar con los sueños rojinegros.

Más información