El Arenas cae con claridad en el debut liguero

Dos jugadores luchan por un balón./MARÍA SERNA
Dos jugadores luchan por un balón. / MARÍA SERNA

OPTA

Con la intención de aprovecharse de la tormenta institucional sufrida por el Salamanca CF UDS a lo largo de la semana arrancaba la temporada el Arenas de Getxo. El conjunto local llegó al choque sin entrenador en su banquillo, ya que Marco Antonio Rodríguez, que había sido presentado el miércoles, fue destituido a un solo día del debut. Aún así el equipo salmantino mostró una superioridad insultante ante un bando visitante a la expectativa y que solo consiguió ser competitivo en el último tramo del duelo. Antonio Amaro, Ubis y Hugo Díaz castigaron a un Arenas Club que solo pudo recortar maquillar el marcador por medio de Etxaniz.

La primera media hora del partido se disputó bajo un chaparrón, y con los truenos acallando a la afición locataria. Y eso que se hicieron oír prácticamente desde el pitido inicial, encendidos por tres decisiones arbitrales. La primera de ellas fue un gol anulado por empujón previo de Ubis en el minuto seis. Dos faltas del Salamanca CF aumentaron las reclamaciones desde la grada, hasta que una tarjeta a Arnáez calmó los ánimos. Mientras tanto, Zarzo protagonizó la primera llegada de su equipo, con un disparo desde fuera del área que se marchó desviado.

No tardó en responder el cuadro blanquinegro, con un centro raso de Martín Galván que remató de tacón Uxío. Blocó bien el guardameta Aulestia, aunque unos minutos más tarde no pudo hacer nada ante el disparo desde dentro del área de Antonio Amaro tras una excepcional dejada de Ubis. Una jugada que llegó con diez futbolistas del Arenas en el campo por la lesión de Luáriz, que tuvo que abandonar el campo por lesión. Las sensaciones no eran buenas, y Javier Olaizola reconoció en rueda de prensa que es probable que tenga afectado el cruzado.

Pudo recibir aún más castigo el cuadro vizcaíno si cuando se llegaba al ecuador de la primera parte, Uxío hubiera podido dirigir su cabezazo entre los tres palos a la salida de una falta lejana. Sin embargo, solo ante el portero, remató muy desviado. También con un nuevo disparo de Amaro desde el área que esta vez se estrellaba en un compañero, impidiendo su doblete. El Arenas, por su parte, solo creó peligro antes del descanso con un disparo dsde fuera del área que atrapó en dos tiempos Sotres, y un centro desde la banda izquierda al que no llegó por muy poco Etxániz.

Si la situación tras la primera parte no era la más halagüeña para el equipo de Getxo, el regreso de vestuarios le complicó aún más el partido. Se salvó en un primer momento con un zurdazo de Ulises Torres a los tres minutos de la reanudación. Pero en el saque de puerta posterior un error tremendo de Aulestia regalaba el balón al rival, que con algo de suspense doblaba su ventaja. El tanto fue obra de Ubis.

Sin ocasiones

Javier Olaizola movió su banquillo buscando cambiar el sino del partido, pero el Arenas continuó sin encontrarse cómodo sobre el césped del Helmántico. El paso de los minutos favorecía al conjunto charro, que tampoco recibía muchas ocasiones en contra. De hecho, hubo que esperar al cuarto de hora final para un nuevo acercamiento del conjunto vizcaíno. Un buen regate de Zarzo le llevaba hasta línea de fondo, pero su pase atrás no fue bien rematado por un compañero.

Poco se hizo esperar la respuesta del equipo local, que volvió a aprovechar un error de la zaga arenera. Los rojinegros fallaron una entrega mientras intentaban sacar el balón jugado, y con un solo pase Hugo Díaz se quedaba con toda la portería a placer. Una situación que el futbolista del Salamanca CF UDS no desaprovechó, al anotar el tercer tanto de los suyos en el partido.

Con casi todo perdido, un disparo defectuoso de Zarzo se envenenó, lo tocó Sotres, que lo envió al poste, y se paseó por la línea de gol sin que hubiera cerca ningún futbolista del Arenas para empujar. Un minuto más tarde, sí conseguiría recortar distancias el equipo dirigido por Javier Olaizola, al caerle un balón a Etxániz que el delantero envió al fondo de las mallas. Quedaban todavía cinco minutos por jugarse, más el añadido. Unai Hernández tuvo en sus botas el gol que hubiera dado algo de picante al tiempo de prolongación, pero cruzó demasiado un potente disparo desde la frontal, evitando un sufrimiento inesperado para un Salamanca CF UDS que, pese a todo, ilusiona.

Temas

Fútbol