Saizar: «Tenía ganas de volver a un vestuario vasco, son distintos»

Saizar recoge la pelota ante la presencia de Uxío, del Salamanca UDS./F. Romero
Saizar recoge la pelota ante la presencia de Uxío, del Salamanca UDS. / F. Romero

El cancerbero guipuzcoano confía en el buen hacer de los azules y asegura que «podemos estar ahí arriba»

FERNANDO ROMEROAmorebieta

Quince años lejos de casa son demasiados, por mucho que allá por donde haya pasado le hayan hecho sentirse como uno más. Mikel Saizar (Ibarra, 36 años), un trotamundos del fútbol con una más que amplia experiencia, tenía claro que quería retornar a su tierra y estar un poco más cerca de los suyos. Y Amorebieta le pareció el destino más atractivo para recalar este verano. Por todo. Por ambiente, por grupo, por proyecto deportivo… El cancerbero guipuzcoano defiende con tino el arco azul este curso, en el que ve a los zornotzarras capacitados para «con trabajo y humildad, hacer cosas bonitas».

- ¿Que le motivó a fichar por el Amorebieta después de haber pasado en todo este tiempo por equipos como Cultural Leonesa, Guadalajara, Córdoba, Burgos e incluso el AEK Larnaka de Chipre?

- Principalmente quería volver a casa ya después de tantos años fuera. Son quince años lejos de la familia. Fuera he estado muy bien, muy a gusto en todos los sitios. Pero la casa se echa en falta y estoy muy feliz por volver. Tenía ya claro también desde el año pasado que iba a venir a Amorebieta, después de hablar con Asier Goiria. Y tenía ganas de volver a estar en un vestuario vasco, que son distintos.

- ¿En qué sentido?

- Todos me hablaban muy bien del club, del grupo, de todo… Es algo a lo que suelo dar mucha importancia, porque porque solemos estar muchas horas juntos, y la verdad es que en ese sentido estoy muy contento.

- Casualmente, se ha juntado en la caseta con varios compañeros que jugaron con usted en el Burgos la temporada pasada.

- Sí, Aldalur y yo vinimos casi a la vez. Luego llegó Gabri, y al final Jaso, que es una pena que no se quede en Lezama, pero para no jugar allí es mejor que juegue con nosotros. Creo que le da un salto de calidad a nuestra defensa. Para él también será positivo tener minutos.

- Tiene una trayectoria digna de mención, que incluye un ascenso a Primera con el Córdoba en la 2014/15. ¿Qué destacaría después de tantos años?

- Al final, te quedas con las personas que has conocido, los sitios, las culturas… Y, sobre todo, los ascensos. Hacer feliz a tanta gente con un ascenso es increíble. Subí con la Real B a Segunda B, con el Guadalajara a Segunda, y luego con el Córdoba a Primera. Haces a mucha gente feliz. Y es con lo que te quedas. Más que por ti mismo, te alegras por la gente que haces feliz. Eso es algo que te queda para siempre.

- No estaría mal repetir eso en Urritxe…

- Yo ya tengo una edad y todavía quiero jugar en Segunda. Con trabajo y humildad, haciendo las cosas bien, podemos hacer una cosa bonita, no sé si este año o el siguiente. Y por qué no en Amorebieta.

- Conoce de sobra la categoría y a algunos de los rivales de esta temporada desde dentro. ¿Cómo ve este grupo II de esta temporada?

- Creo que está muy igualado. Hay dos gallos muy fuertes, por encima de todos, económicamente hablando, aunque luego eso hay que trasladarlo al campo, como son Burgos y Cultural Leonesa. Luego, algún filial que dé la sorpresa, y algún equipo vasco que puede colarse ahí, como el Barakaldo, que siempre suele estar cerca del play-off, o el propio Amorebieta. Este año, si hacemos las cosas bien, podemos estar ahí arriba. A ver si aprovechamos la inercia de la segunda vuelta de la temporada pasada y podemos hacer un buen año.

- Por el momento, les toca ir cogiendo el pulso a la competición tras un arranque complicado…

- Está siendo un inicio duro. Empezamos en uno de los campos más difíciles como es el Reino de León, donde dimos una buena imagen. Fue un empate muy positivo. Luego tuvimos la pena del partido de casa contra el Salamanca, que lo tuvimos para ir ganando y se nos complicó con dos fallos en cinco minutos. Se nos fueron tres puntos que, con los dos empates que llevamos, estaríamos muy bien clasificados. El empate de Tudela también es positivo. Hicimos un partido muy serio, defensivamente muy bien, aunque arriba no estuvimos acertados.

- En Tudela, además, logró dejar la puerta a cero, algo que la temporada pasada no se logró hasta la jornada 14.

- Desconocía ese dato… Está claro que mantener la puerta a cero es algo que te da puntos y se los resta al contrario. Para el Amorebieta eso es algo muy importante, porque también se está viendo que tenemos gol, tanto durante la pretemporada como ahora. La base tiene que ser la portería a cero. De conseguirlo, ganaremos muchos partidos esta temporada.