Los once metros deciden en Urritxe

Los once metros deciden en Urritxe
Real Sporting

El Amorebieta cae derrotado por la mínima tras fallar un penalti y conceder otro al filial sportinguista apenas cinco minutos después

PERU OLAZABALAmorebieta

El encuentro entre el Amorebieta y el Sporting de Gijón B fue acorde al clima que dominó en Urritxe: frío. Ninguno de los dos conjuntos desplegó sus armas ni hizo suficientes méritos para llevarse los tres puntos, quizás por la dificultad que tiene recuperar el ritmo de competición tras el parón navideño. El partido, finalmente, se decidió desde los once metros. Cada combinado disfrutó de un penalti. Los azules dispararon primero y erraron en su ocasión; cinco minutos después, llegó el turno para los asturianos y acabaron decidiendo el partido.

En los primeros compases del encuentro, el duelo entre vizcaínos y asturianos avanzaba sin nada reseñable. La posesión y, en menor medida, el dominio lo ejercían los locales, aunque se trastabillaban al llegar a campo contrario y, sobre todo, a las zonas de peligro. No obstante, sin realizar nada destacable, los visitantes dispusieron de la primera ocasión del partido. En el minuto dos, González, tras una internada por banda, colgaba un balón para Santamaría, pero el ariete sportinguista no llegó a definir bien y desperdició una buena oportunidad, que atrapó sin ningún tipo de problema Magunagoitia. Un cuarto de hora después, el extremo izquierdo sería sustituido por lesión.

0 Amorebieta

Jonmi; Murgoitio, Ibarbia, Chechu, Arregi, Seguín (Orbegozo, min.74); Ortega (Mikel Álvaro, min.63), Martins, Iturraspe; Mujika (Orozko, min. 63), Tascón

1 Sporting B

Christian Joel Sánchez; Milovanov, Suárez, Zalaya, Espeso; Fernández (Chiqui Borrego, min. 70), Díaz, Gragera, González (Riego, min.17); Iván Elena (Villalón, min.79), Santamaría.

gol:
0-1, Santamaría (p.) min.45.
árbitro:
Alberto Lou Ballano (Comité aragonés) expulsó al local Ibarbia por doble amonestación (min. 36) y (min.45), amonestó a Tascón (min.45)
incidencias:
500 espectadores en Urritxe.

Pasado el primer cuarto de hora del choque, el Sporting disfrutaba de sus mejores minutos y arrebató el control del juego a los azules. Además, estos ejercieron las combinaciones con más profundidad y consiguieron provocar hasta cinco saques de esquina, donde crearon cierto peligro. Una de la más claras fue para Gragera que, tras una serie de rechaces en un córner, conectó un remate de cabeza que se marchó escasos centímetros por encima del travesaño, en el minuto 24.

Justo pasada la media hora de encuentro, también tras un balón sacado desde la esquina que rechazó la zaga del Amorebieta, la pelota le caía a Zalaya en la izquierda que centraba un buen balón, que volvía a desaprovechar Santamaría, al llegar tarde en el segundo palo. Sin embargo, en el peor momento del duelo para los azules, el guardameta sportinguista atropellaba en una salida a Tascón y el colegiado señaló la pena máxima a favor de los zornotzarras en el minuto 40, aunque Sánchez remediaría su error al pararle el penalti a Ortega con los pies y mantener las tablas.

Unas tablas que durarían poco en el marcador. Ibarbia concedía otro penalti tras un agarrón a Iván Elena, que además le costaría la expulsión justo antes del pitido que certificaba el descanso. Gorka Santamaría no falló desde los once metros y deshizo el empate.

Los de Iñigo Vélez salieron convencidos al segundo acto y encerraron a los gijoneses en su campo. Tenían el control del juego, provocaban córners y disfrutaban de sendos acercamientos al área contraria, pero sin resultados eficaces, ya que no lograban provocar mucho peligro. La única buena noticia para los zornotzarras fue el debut en esta temporada de Mikel Álvaro tras su larga lesión. El mediocentro entró en el minuto 63 y poco pudo hacer para cambiar la dinámica de los suyos.

Los locales lo intentaron en todo momento, pero las mayores ocasiones de peligro vinieron de parte de los rojiblancos en los minutos finales, que por medio de contraataques pudieron ampliar la ventaja. Dispusieron de jugadas con superioridad numérica, aunque ninguna tuvo éxito ni mayor riesgo. En el minuto 90, Iturraspe pudo igualar el duelo con un buen disparo desde dentro del área, que se marchó por muy poco, por encima del larguero.