«En ningún momento me he sentido cuestionado», destaca Vélez

«En ningún momento me he sentido cuestionado», destaca Vélez
Avelino Gómez

El técnico gasteiztarra ha sido renovado y volverá a estar al frente del banquillo del cuadro zornotzarra

PERU OLAZABALAmorebieta

Íñigo Vélez ha firmado una imponente campaña en su debut como entrenador en Segunda División B. El Amorebieta ha acabado la temporada en octava posición, por lo que participará en la Copa del Rey el curso que viene. Tras una nefasta primera vuelta en la que los azules solo acumularon 16 puntos, los de Urritxe se han levantado y han firmado la mejor segunda vuelta de su historia en la categoría de bronce. Por ello, el club ha anunciado este martes la renovación del técnico gazteiztarra por un año más.

¿Qué nota le pondría a la temporada?

Le pondría un notable. El balance ha sido muy positivo, hemos acabado octavos, con el pase para la Copa del Rey, y está claro que hemos ido de menos a más. Ha sido una temporada que se nos ha hecho corta porque cada vez teníamos mejores sensaciones y se ha notado en los resultados. Ir de menos a más es mejor, más llevadero y más dinámico para los jugadores.

¿Cuál era el objetivo que le puso desde un inicio la directiva o el que se fijaba usted mismo?

El objetivo del Amorebieta era la salvación, teniendo en cuenta que el club tiene un problema económico, que a nosotros no nos ha afectado en nada y la directiva no nos ha hecho partícipes de ello. También tuvimos que confeccionar la plantilla de una manera complicada, porque los recursos no daban para hacer grandes fichajes. Hicimos un equipo joven, sin experiencia en la categoría, que han ido cogiendo confianza. y éste es uno de los motivos por los que hemos ido de menos a más también.

¿Alguna espina que se le haya quedado clavada?

No, al acabar de esta manera, las sensaciones son muy buenas. En la primera vuelta, la confianza en mi equipo era total, pero no salían los resultados. Aunque, al final, se han dado pasos muy importantes. Se ha acertado con los fichajes de enero y gente que ya estaba aquí ha dado un paso adelante. Como entrenador he mejorado, he aprendido, aunque todavía me queda muchísimo por mejorar porque estoy empezando, como quién dice.

Desde que cambió el sistema de juego, el equipo ha vencido en doce ocasiones, ha empatado ocho y ha perdido solo cinco encuentros. Si pudiera volver atrás en el tiempo, ¿lo hubiera aplicado desde la primera jornada?

No lo sé, porque no sé si habría funcionado en ese momento. Está claro que ha funcionado y nos ha venido como anillo al dedo. Yo, cuando llegué al Amorebieta, en ningún momento pensé en jugar así. Mi idea era jugar con cuatro atrás y nunca me había planteado un sistema de tres centrales y dos carrileros. Surgió de una situación límite y todos salimos ganando. Es un sistema que nos ha gustado mucho, que está muy trabajado y que me ha sorprendido muy gratamente como entrenador.

Tras los problemas económicos que arrastraba el club y pasadas las primeras jornadas, había muchos que daban por muerto al Amorebieta. ¿Cuál ha sido la clave para acabar firmando la mejor segunda vuelta de la historia del cuadro zornotrzarra en Segunda B?

Desde la jornada uno, les intentamos hacer creer que podíamos ganar en cualquier campo y contra cualquier rival. Lo que pasa es que cuando los resultados no se dan, pierdes el mensaje. Con el paso de los encuentros, los jugadores se han dado cuenta de que eran capaces de competir contra cualquiera. Esa ha sido la clave.

¿Cuáles son las aspiraciones de este equipo de cara a la temporada que viene?

Pues ahora mismo, el único objetivo es planificar la próxima temporada y mantener, en mayor medida, el bloque. El objetivo primordial ahora es hacer una buena pretemporada y salir a ganar siempre. Por supuesto, el mínimo es conseguir la permanencia y seguir en Segunda B, pero a mí no me gustan los objetivos a largo plazo.

¿Le preocupa perder a sus dos referencias en ataque, como son Andoni Tascón y Mario Soberón?

No, estoy muy agradecido porque son chavales que han debutado en Segunda B y lo han hecho increíble. Seguro que están más años en esta categoría y ojalá más arriba. Me preocuparía más que se quedaran, porque significaría que no lo han hecho bien. El año que viene, exprimiremos al máximo a los que vengan, y ojalá salga tan bien como con estos dos. Nosotros no podemos firmar a delanteros que hayan marcado quince goles en Segunda B, porque no tenemos esa capacidad económica, así que hablaremos con clubes de mayor rango, como puede ser el Athletic, porque ven que los jugadores que traemos cedidos son para jugar, para que aprieten y sean importantes.

En el plano personal, ¿qué tal se ha encontrado en su primera campaña en Segunda B?

Estoy muy contento de acabar así. La primera vuelta no fue nada fácil para mí, sacando solo 16 puntos, estando nueve partidos seguidos sin ganar… Era difícil transmitir el mensaje. Lo hemos pasado mal, al igual que los jugadores y la afición. Pero a nivel personal, me ha hecho aprender mucho el hecho de ir progresando.

Se acaba de anunciar su renovación. ¿Por qué se ha decidido continuar al frente de este proyecto?

Porque el año ha sido muy bueno y estoy muy a gusto en el Amorebieta. La directiva siempre ha confiado en mí, en ningún momento me he sentido cuestionado ni fuera del club. Están trabajando muy bien también para sanear el club y tiene muchas cosas a favor. Tiene un campo de hierba natural en el que es una gozada jugar y las instalaciones para entrenar están al lado. Es el momento idóneo para continuar y seguir mejorando tanto yo como el equipo.