Mikel Zarrabeitia (Amorebieta): «Iñigo Vélez es muy cercano»

Zarrabeitia posa en las instalaciones de Urritxe. /Roberto Arnaiz
Zarrabeitia posa en las instalaciones de Urritxe. / Roberto Arnaiz

El interior zurdo, titular 'in extremis' el pasado sábado, recobra su buen fútbol tras una larga lesión de cadera

FRAN LÓPEZAmorebieta

De suplente a titular en un suspiro. Ni siquiera hubo tiempo para cambiar la hoja de alineaciones. La lesión a última hora de Iker Bilbao permitió a Mikel Zarrabeitia (Amorebieta, 25 años) salir de inicio ante el Vitoria para ser, además, uno de los destacados de su equipo. Formado en las categorías inferiores de Amorebieta y Athletic, ha militado en equipos como Derio, Gernika, Zamudio o Portugalete. Esta es su tercera temporada vistiendo la elástica de los azules, la segunda de manera consecutiva. Ahora, una vez superada una lesión de cadera que le ha mantenido prácticamente parado algo más de un año, empieza a recuperar la confianza gracias a su técnico Iñigo Vélez, «una persona muy cercana» como le define él mismo.

– El pasado sábado vivió una situación no muy habitual en el fútbol. Iba a ser suplente y a última hora titular...

– Estaba tranquilamente en el banquillo y en el campo tocando balón. Cuando termina el calentamiento de los titulares, se lesiona Iker Bilbao (pinchazo en el isquio), me llama Iñigo (el entrenador) y me dice que caliente un minuto que tengo que salir de inicio.

– ¿Es tan rápido cambiar ese chip de suplente a titular?

– No te queda otra, al final sí estás metido en el partido. Te ves en principio en el banquillo, tienes que estar disponible para el entrenador en todo momento una vez que llegas aquí a Urritxe, así que es fácil.

– A nivel físico, ¿no cuesta entrar en el partido de una forma tan repentina?

– Te cuesta un poquito la verdad, porque al final vienes de 0 a 100 en pocos minutos, pero el calentamiento es parte del partido, aunque ya sabemos que lo importante es cuando pita el árbitro para que empiece.

– Lo que vimos es que aportó mucha verticalidad por su banda izquierda.

– Me sentí muy cómodo. El hecho de que el entrenador te elija para ese cambio tan rápido, te da confianza. Vengo de una lesión de cadera de casi año y medio parado. Fui cedido al Zamudio en la segunda vuelta la pasada campaña, pero no estaba al cien por cien. Que Iñigo cuente ahora conmigo, bien de titular o de suplente, es para estar contento. Además, quiero asentarme en el equipo del pueblo, es lo que siempre he querido desde crío.

– ¿Cómo es Iñigo Vélez como entrenador?

– Es muy normal, muy cercano. Lo bueno que tiene es que sabe llevar el vestuario, que es algo que siempre quiero destacar. Es muy importante lo que pasa en el campo, pero lo que no se ve de cara al exterior también lo es. Iñigo, en ese sentido, es muy cercano y claro, y sabe lo que quiere de nosotros.

– A estas alturas (tras la sexta jornada) de la pasada temporada, el Amorebieta llevaba 2 puntos y ahora 7. ¿Es el juego diferente?

– No sé si es el juego o los que estamos en el campo, pero no tenemos que pensar en lo del pasado año. Somos un equipo nuevo y muchos jugadores estamos, como se dice, debutando en la categoría, algo que es como un reto que tenemos todos. El equipo está cambiando mucho desde el principio hasta ahora y vamos en línea ascendente.

– Menuda alegría el pasado fin de semana, ganando ante el Vitoria y logrando el primer triunfo en casa...

– Siempre está bien ganar, sea como local o como visitante, pero gusta más ganar en Urritxe, que te vienen a ver familiares y gente conocida, y más siendo como soy del pueblo.

– Y este sábado, de nuevo como locales en un derbi vizcaíno ante el Leioa. ¿Qué podemos esperar?

- Jugamos contra ellos en el torneo de Igorre en pretemporada. Es un equipazo de mucha calidad en el centro del campo, con gente conocida que ha pasado por el Bilbao Athletic y con la que he jugado. Va a ser un partido muy disputado como contra el Vitoria. Aquí en Urritxe siempre paso algo en las dos áreas, siempre hay goles y ocasiones.