Lozano y Felipe ya entrenan con el Amorebieta

Lozano y Felipe, en Urritxe. /SD Amorebieta
Lozano y Felipe, en Urritxe. / SD Amorebieta

El arquero Jon Ander Felipe estaba sin equipo, mientras que el centrocampista Markel Lozano llega procedente del Arenas

PERU OLAZABALAmorebieta

Mucha actividad en las oficinas del Amorebieta en este mercado invernal. Los azules están siendo uno de los equipos más activos en esta ventana de enero, tanto en salidas como en entradas de jugadores. Los últimos en llegar son el centrocampista Markel Lozano, desvinculado del Arenas, y el portero Jon Ander Felipe, que ha participado en las sesiones AFE para futbolistas sin equipo. Este último se encargará de suplir al joven 'Jonmi' Magunagoitia, que se había hecho con la titularidad en el cuadro de Iñigo Vélez, pero a quien el Eibar ha decidido repescar para recolocarlo en su filial, el CD Vitoria. Con la del meta, son cinco las bajas en el Amorebieta.

Markel Lozano es un mediocentro defensivo de 22 años que ayudará a cubrir la baja de Del Olmo y que tendrá que competir junto a Martins, Ortega, Iker Bilbao y Mikel Álvaro por un puesto en la medular. La llegada de este pivote de 1,89 de altura reforzará el ámbito defensivo del conjunto de Íñigo Vélez, un punto que todavía tenía que mejorar.

Lozano se formó en la cantera del Indartsu y posteriormente recaló en el juvenil de División de Honor del Athletic. La temporada 2015/16 dio el salto a Tercera División con el Basconia con solo 19 años y en la siguiente campaña dio un paso más, llegando a la categoría de bronce con el Zamudio. Lozano se convirtió allí en un fijo para Ibón Etxebarrieta y jugó 24 encuentros en su primer año como futbolista de Segunda B.

Tras el descenso del Zamudio, el Arenas decidió hacerse con sus servicios y también gozó de cierto protagonismo, llegando a participar en veinte duelos, aunque no tuvo ni la mitad de minutos de los que dispuso en Zamudio. El jugador llega rodado para afrontar esta media campaña con los azules, ya que ha completado un total de 14 partidos con los rojinegros, nueve de ellos como titular.

«Vengo con mucha ilusión, con ganas de darlo todo y sacar la situación adelante. La ilusión y las ganas se trasmiten con trabajo, así que eso es lo que vengo a hacer, trabajar», señala Markel Lozano ya como jugador azul.

Por su parte, Jon Ander Felipe cumplirá la que será su segunda etapa en el club zornotzarra. El portero getxotarra de 23 años recala en el Amorebieta seis meses después de que se quedara sin equipo tras ser rescindido del CD Toledo. El arquero es un perfecto conocedor de la categoría y del club. Ha militado en Bilbao Athletic y UD Logroñés, además Toledo, su último club. Felipe buscará reivindicarse en su nueva aventura junto a los azules.

El guardameta de Romo llegó a Lezama a una temprana edad, para jugar en el Alevín B. Fue quemando todas las etapas hasta llegar al filial rojiblanco en la campaña 2014/15, pero decidieron que saliera cedido rumbo al Amorebieta, dado a que en ese momento en el Bilbao Athletic contaba con la competencia de Kepa Arrizabalaga y Álex Remiro. Con los azules, Felipe solo dispuso de una oportunidad, en la primera jornada de liga frente a su equipo de procedencia, el filial de los leones, que le endosó a los zornotzarras un 4-0 con un hat-trick de un joven Iñaki Williams. A partir de ese momento, perdió el puesto de titular en detrimento de Oier San Miguel.

En enero de 2015, Kepa salió del Bilbao Athletic para jugar cedido en la Ponferradina, que en ese momento formaba parte de Segunda División, por lo que Felipe, sin apenas haber contado para Josué Atela –por aquel entonces entrenador del Amorebieta-, volvió a Lezama. Allí tuvo la ocasión de disputar cuatro duelos, ya que Remiro fue convocado con el primer equipo por la lesión de Herrerín y acabó dos de los partidos con la portería a cero, encajando dos dianas en esos cuatro enfrentamientos. Ese año, el filial del Athletic conseguiría el ascenso a la categoría de plata y Jon Ander Felipe permaneció en ese equipo, aunque a la sombra de Remiro de nuevo. En Segunda División, jugó diez partidos y encajó 16 tantos.

Tras el descenso del Bilbao Athletic, pasó por la cantera del Eibar y fue cedido, en primer lugar, al Logroñés hasta enero de 2016, y más adelante a la Llagostera, donde le lastraron las lesiones y no pudo ni siquiera debutar. El Eibar le vendió al Toledo y Jon Ander Felipe tampoco gozó de protagonismo.

Felipe acabó contrato con el Toledo al término de la pasada campaña y se quedó sin equipo. Ha estado entrenando con el Leioa durante este periodo para no perder la forma. En las últimas semanas, ha participado en las sesiones AFE para futbolistas en paro. El guardameta de Romo ya confesó a EL CORREO que algún filial andaba detrás de él, pero finalmente se ha decidido por el Amorebieta, donde buscará demostrar que ha vuelto a la categoría de bronce para quedarse.

 

Fotos

Vídeos