La anterior Junta del Amorebieta acumuló una deuda de 361.000 euros

La directiva ha explicado la delicada situación económica del club. /SD Amorebieta
La directiva ha explicado la delicada situación económica del club. / SD Amorebieta

La Directiva actual, presidida por Jon Larrea, se ha visto obligada a solicitar el preconcurso de acreedores

PERU OLAZABALAmorebieta

Este martes se ha celebrado la Asamblea del Amorebieta, donde se han dado a conocer los datos económicos del club. Desde el año pasado, con la dimisión de la anterior Junta Directiva, ya se conocía que la situación financiera de los azules había tocado fondo. Sin embargo, Jon Larrea, presidente del conjunto zornotzarra, ha indicado que «éramos conscientes de que íbamos a heredar una situación económica muy delicada, pero nunca pensamos que lo fuera tanto».

La actual Junta Directiva heredó el 1 julio de 2018 un pasivo de 417.000 euros y 55.000 euros de activo, lo que establecía una deuda de 361.000 euros. «Un lastre económico que ha condicionado las primeras decisiones que han adoptado los directivos azules en los cinco meses que acumulan al frente del club, en especial las relativas a la primera plantilla», han expresado. Para la actual temporada, se ha aprobado el proyecto deportivo y el presupuesto de 658.00 euros con 67 votos a favor y tres abstenciones.

Además, la nueva Junta ha comunicado que en el momento en el que se hicieron con el mandato, que fue «diez días antes de lo previsto», el conjunto zornotzarra atravesaba una situación «de máxima urgencia y de extrema gravedad debido a las denuncias de varios jugadores que no habían percibido sus emolumentos». «El primer equipo del Amorebieta estaba poco menos que condenado al descenso federativo a Tercera División», han añadido. Los recientes mandatarios tuvieron que gestionar esta crisis y abonar en dos días 40.000 euros que permitieron a los azules «no descender en los despachos», han afirmado. «Aquel 20 de junio, el Amorebieta estaba en Tercera División y a un paso de la desaparición», ha asegurado Jon Larrea.

Los directivos y el auditor han insistido que desde el 1 de julio, el conjunto azul «está al día de todos los pagos y no ha acumulado un solo euro de deuda». No obstante, la Seguridad Social acaba de imponer una multa de 206.00 euros por el imago de las cuotas a varios futbolistas durante las campañas 2016-17 y 2017-18. «La cantidad no abonada en concepto de cuotas es de 82.000 euros, y 124.000 euros son multas», han aclarado. No solo eso, ya que el mismo organismo acaba de imponer otra multa de 32.000 euros más, correspondientes a impagos de cuotas entre los meses de febrero y junio de 2018. Aunque el pago de esta última sanción «ya ha sido negociado y pactado por ambas partes», han defendido.

Todos estos episodios, han obligado a la Junta Directiva a solicitar el preconcurso de acreedores. «Se trata de un mecanismo legal, obligatorio cuando una entidad no puede satisfacer sus obligaciones económicas, y que persigue un doble fin: por un lado, proporcionar a la entidad en dificultades un periodo de tiempo para poder hablar con los acreedores y diseñar un plan que haga viable su futuro; y por el otro, blindar a los actuales directivos de las responsabilidades legales que pudieran derivarse de las actuaciones de las y los directivos de la anterior legislatura», han explicado. Los actuales mandatarios han hecho saber que están trabajando en el diseño de un plan que posibilite sanear la «gravísima» situación económica que afecte «lo menos posible» al plano deportivo del conjunto zornotzarra.

 

Fotos

Vídeos