El Amorebieta visita Urbieta, un campo talismán

Gernika y Amorebieta disputarán un intenso partido en Urbieta. /Maika Salguero
Gernika y Amorebieta disputarán un intenso partido en Urbieta. / Maika Salguero

Los azules buscarán evitar las faltas de concentración que tanto les penalizaron la pasada semana ante el Leioa

FRAN LÓPEZAmorebieta

Este viernes festivo, a partir de las 18:30 y bajo la supervisión del árbitro navarro Galech Apesteguia, la SD Amorebieta intentará regresar a la senda del triunfo tras caer en la pasada jornada en el derbi ante el Leioa. «Hemos hablado de esa derrota y de los errores, que fundamentalmente se resumen en una falta de concentración que estamos tratando de mejorar», afirma el entrenador Iñigo Vélez.

Nunca han perdido los azules en sus 3 visitas a Urbieta en Segunda B, e incluso no saben lo que es encajar un sólo gol. Hace dos campañas, los de Urritxe vencieron 0-2, con tantos de Ubis y Joseba Garmendia y en los dos últimos precedentes supieron mantener el empate inicial a la finalización de ambos envites.

Tercer derbi vizcaíno del curso para el Amorebieta. En los dos anteriores, salió derrotado tras caer en la tercera jornada en Lezama (3-1) y el pasado sábado ante el Leioa (1-3). Iñigo Vélez contará con las bajas habituales de las últimas semanas de Mikel Alvaro, Iker Seguín, Chechu Meneses e Iker Bilbao.

El Amorebieta visitará a un Gernika, penúltimo clasificado, que todavía no ha ganado esta temporada y que sólo ha marcado 3 tantos a favor en estas primeras 7 jornadas. En Urbieta sólo ha podido empatar los tres partidos disputados, con igualada sin goles ante el Sporting B y 1-1 frente al Real Unión y Tudelano.

Con Urtzi Arrondo, debutante al frente de la nave de los de la Villa Foral, se mantiene gran parte del bloque de las últimas temporadas, pero los resultados no llegan. «Esta categoría es muy igualada, cualquier campo es complicado, es necesario estar concentrado en todo momento y los partidos se deciden por pequeños detalles. Gernika ha competido en todos, pero no ha tenido esa suerte necesaria» afirma el entrenador del Amorebieta, que huye de confianzas en un partido de poder a poder, «un choque de mucha pelea, intensidad e igualdad, con mucha importancia de las segundas jugadas». Además, el técnico de los azules asegura que «no sólo tiene presión el rival por no haber ganado, también nosotros la tenemos para volver a la buena senda de resultados», concluye Vélez.

El Gernika, en puestos de descenso, con 4 puntos menos que los azules en la clasificación, cuenta con tres jugadores que han vestido la elástica del Amorebieta. En concreto son el guardameta Jon Altamira y los defensas Igor Arnaez y Ander Larruzea. En los azules encontramos al interior zurdo Mikel Zarrabeitia y al lateral derecho Mikel Murgoitio con pasado en el equipo de Urbieta. En definitiva, un derbi con presión para ambos equipos y con resultado incierto, aunque las estadísticas avalan al Amorebieta.

 

Fotos

Vídeos