El Amorebieta rasca un empate en Tudela

El Amorebieta rasca un empate en Tudela

Los azules suman un buen punto en tierras navarras tras un encuentro con alternativas en el juego

FERNANDO ROMEROAmorebieta

Reparto de puntos en el Ciudad de Tudela tras un encuentro en el que los contendientes pusieron más entrega que juego y en el que las ocasiones de gol llegaron a cuenta gotas, aunque algunas fueron realmente claras para haber decantado la balanza hacia cualquier lado. No fue así y el Amorebieta debe conformarse con sumar su segundo punto del curso tras tres jornadas disputadas, lo que le mantiene por el momento en la zona baja de la tabla.

La primera mitad arrancó con intensidad y alternativas, pero se fue desinflando con el paso de los minutos. En esos primeros compases fue cuando se pudieron ver las contadas llegadas de peligro claro que hubo en el Ciudad de Tudela durante los primeros cuarenta y cinco minutos. El Tudelano fue en todo momento el que llevó el peso del juego, aunque el primer disparo lo realizaron los azules en el minuto 7, con un chut de Iker Amorrortu, que se marchó desviado a la izquierda de la portería defendida por Pagola. El ex de la Cultural de Durango fue unas de las novedades en el once de Vélez. La otra cara nueva en el equipo fue la inclusión de Iker Bilbao. Se quedaron fuera Ortega y Orozko.

0 Tudelano

Pagola, Delgado, Zabaleta, Royo, Lalaguna, Azkue, Suárez (Diego, 85'), Miguel Díaz, Navarro (Socorro, 63'), Soto (A. López, 69') y Obieta

0 Amorebieta

Saizar, Aldalur, Arregui, Bilbao (Ortega, 68'), Amorrortu (Orozko, 55'), Ekain, Mikel Álvaro (Ekaitz, 22'), Seguín, Lozano, Sagastibeltza y Antxon Jaso.

árbitro:
Baiges Dines (comité aragonés). Mostró amarillas al local Lalaguna y los visitantes Arregui, Orozko y Ortega.
incidencias:
Ciudad de Tudela. 400 espectadores.

La respuesta local no se hizo esperar. En la siguiente acción, pudieron haberse adelantado en el marcador de no ser por la providencial aparición de Antxon Jaso, que sacó sobre la misma línea de gol un disparo de Miguel Díaz desde el punto de penalti. Una acción muy protestada por los zornotzarras, que entendían que había fuera de juego en el inicio de la jugada.

Pasado el cuarto de hora, el choque se fue descafeinando. La posesión fue para los de José Mari Lumbreras, pero incapaces de hacer daño a un Amorebieta bien pertrechado y solidario en tareas defensivas, y que intentaba sorprender a la contra. En una de esas salidas, en el minuto 20, Aldalur logró llegar a línea de fondo y poner un centro raso al segundo palo con ventaja, pero ninguno de sus compañeros pudo llegar al envío. Poco después, Iñigo Vélez se vio obligado a realizar su primer cambio, dando entrada a Ekaitz Molina en lugar de Mikel Álvaro, con alguna molestia física.

Solo en los minutos finales del primer periodo, el Tudelano pareció poner en algunos apuros al Amorebieta, más por empuje y utilizando las jugadas a balón parado que por juego, aunque en ningún momento llegó a inquietar a Saizar, con muy poco trabajo hasta el descanso.

Sí que lo tuvo en los primeros lances tras la reanudación. Primero, atrapando un potente disparo de Azkue desde más allá de la frontal y, prácticamente acto seguido, palmeando un centro al corazón del área cuando el rematador estaba listo para fusilar de cabeza.

Pero el Amorebieta salió con una actitud más decidida en ataque en esta segunda mitad, y no tardó en dar un serio aviso. Tras una buena combinación en zona de tres cuartos, el cuero le llegó a Amorrortu totalmente solo dentro del área, aunque algo escorado. Aún así, logró sacar un remate con mucha intención al segundo palo, donde apareció el capitán local Lalaguna para evitar lo que pudo haber sido el primer tanto del encuentro.

Con el discurrir de los minutos, el choque se fue abriendo y se puso mucho más entretenido. El balón no tenía un dueño claro y se produjeron varias transiciones rápidas hacia las áreas, aunque sin terminar de generar ocasiones claras sobre ninguna de las porterías. Fueron los navarros los que tuvieron algo más de presencia ofensiva en esa fase. La más clara hasta ese momento nació de las botas del mexicano López que, en su primera acción tras entrar al campo, puso un buen centro para el remate de primeras de Suárez, pero éste se topó con una muy meritoria parada de Saizar.

En el tramo final, el choque se convirtió en un pequeño correcalles en el que pudo pasar de todo. El Amorebieta dio un paso adelante en su línea de presión y buscó tener mucho más balón, buscando con velocidad la portería navarra. Hubo un par de acciones embarulladas en el área en las que pudieron haber sacado mayor rédito, pero faltó rematar. Mientras, el conjunto ribereño lo siguió intentando con centros laterales que siempre repelió una muy segura defensa azul.

El partido murió con el Amorebieta pisando campo rival y encerrando a su adversario en su área, un empuje que no encontró premio, ni tan siquiera en la última jugada del encuentro cuando, tras un rechace, Markel Lozano empalmó una potente volea que se marchó por encima del larguero.