El Amorebieta sale del descenso y el Arenas rompe la racha

Jimmy y Ekain forcejean por la posición durante el derbi de Tabira. /F. Romero
Jimmy y Ekain forcejean por la posición durante el derbi de Tabira. / F. Romero

JAVIER BELTRÁNBilbao

La jornada 23 de la armada vizcaína viene marcada por una SD Amorebieta que sale de la zona roja del descenso tras su brillante victoria ante el Tudelano (0-2). El Arenas rompía una racha negativa de nueve jornadas sin ganar a costa de una Cultural anclada con 15 puntos en el farolillo rojo.

El Arenas se sacudió la presión de no carburar en el último tramo de la Liga, desde que en los compases iniciales del derbi de Tabira, el extremo cedido desde Zubieta, Xeber Alkain, anotó el único tanto del partido de lanzamiento cruzado para batir a Errasti. Un 0-1 que no pudo remontar la Cultural. Ekain y Galarza, ya al final fruto del dominio local, casi empatan un partido en el que reapareció Unai Arizmendiarreta, solventada la lesión de ligamento cruzado que le han mantenido siete meses en talleres. Los de Igor Núñez encadenan seis derrotas consecutivas, aunque no renuncian a sus postulados. El colegiado catalán Subirats Matamoros expulsó a Gayoso y Dani López, por lo que Jabi Luaces deberá hacer encaje de bolillos para completar la siguiente convocatoria.

El Gernika encadena cuatro jornadas consecutivas sumando contando el último punto el canjeado en el Stadium Gal (1-1) ante el Real Unión. El ariete Mikel Orbegozo adelantó a los fronterizos al filo del descanso, con Carrio debutando en el arco, para en el segundo acto Pradera poner las tablas en el marcador. El equipo de Urtzi Arrondo sigue, pese a la racha positiva, en puestos de descenso, aunque con Tudelano, Amoebieta e Izarra a tiro.

En el derbi de Lezama, el Bilbao Athletic cosechó la cuarta victoria en casa de la era Solabarrieta ante la SD Leioa (2-1) tras noquear a Gimnástica, CD Vitoria y Calahorra, aunque aparejada con caer en los cuatro emparejamientos foráneos. El equipo de Lambea no logró rentabilizar una superioridad numérica desde el minuto 5 por explusión de Vivian. Aunque el filial tuvo que sufrir en el tramo final en un envite muy activo, sin tregua y emocionante. Villalibre (que suma 13 goles) y Asier Benito anotaron. La SD Leioa estrelló tres balones en la madera y recortó por medio del combativo Ibra Dieng, que dejó una grata impresión en su redebut en Lezama, cedido desde el filial del Eibar. Los de Lambea siguen a rebufo del playoff de ascenso con 37 puntos. «Tenemos que aspirar a mejorar y enchufarnos a los de arriba. Esperamos que con estos dos partidos no se rompa esta goma», narró Lambea.

Seguín e Iker Bilbao despacharon al Tudelano en la primera media hora por parte de una SD Amorebieta que deja el furgón de cola con la flecha haca arriba. Los hombres de Vélez de Mendizabal prolongaron en la Ribera navarra la victoria de la pasada jornada ante el Bilbao Athletic. Tascón y Soberón pudieron incrementar la cuenta de los azules, lanzados hacia la salvación con notables sensaciones.

El Barakaldo de Larrazabal empató ante el potente Mirandés (1-1) con buen ambiente en Lasesarre y, de paso, cercenó la racha de dos derrotas consecutivas para seguir cuarto en la tabla con 41 puntos. «La escasez de gol de este equipo es manifiesta», lamentaba al término del choque Aitor Larrazabal. Antes, su equipo tuvo que esperar hasta el minuto 81 para enmendar la plana por medio de un cabezazo de Erik Ruiz, central cedido del Alavés. Dopi, Sergio García y Antonio Sánchez dispusieron de ocasiones que no batieron a Limones.