El apellido a veces aprieta demasiado

Luca Zidane, titular ante el Huesca en el segundo partido tras la vuelta de su padre, es el último en estar bajo lupa por compartir parentesco con otro que ya trabaja en su mismo club

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

La inclusión de Luca Zidane en el once que plantó su padre ante el Huesca suscitó suspicacias entre quienes no comprenden que el técnico se decantase por su hijo en lugar de hacerlo por Keylor Navas, al que devolvió la titularidad contra el Celta que perdió con Julen Lopetegui y después con Santiago Solari en beneficio de Thibaut Courtois. El joven arquero, internacional con las categorías inferiores de la selección francesa, ha pasado en siete meses de entrenarse y jugar con el Castilla a gozar de una oportunidad de lucir sus virtudes en Primera, categoría en la que debutó en la última jornada de la campaña anterior cuando su progenitor le reclutó para una alineación que sólo distó en dos nombres de la que el preparador dispuso días después en la final de la Champions en Kiev: Bale, que en la capital ucraniana salió desde el banquillo y el propio cancerbero criado en La Fábrica, que ni siquiera tuvo asiento entre los reservas con Keylor Navas como titular y Kiko Casilla de recambio del tico.

Con Courtois lesionado, todo apuntaba a que el costarricense repetiría de inicio, pero Zizou es partidario de dar descanso a quienes vienen de un viaje transoceánico como le ocurría al '1', que disputó un partido en su país y otro en Guatemala durante el parón. Un argumento que no convence a quienes ya le acusaron de nepotismo cuando hizo debutar a otro de sus hijos, Enzo, en un partido de Copa del Rey ante la Cultural Leonesa, y luego hizo lo propio con Luca en La Cerámica. El apellido a veces aprieta demasiado, como ya comprobaron una larga lista de futbolistas a los que persiguió la alargada sombra de quienes les dieron la vida y luego contaron con ellos en sus equipos. Fue el caso de Michael y Bob Bradley en Estados Unidos, de Xavi y Pepe Moré en el Valladolid y el Castellón, así como de otros vástagos que siguieron los pasos de sus ilustres padres aunque desde lejos (Arnor y Eidur Gudjohnsen, Kasper y Peter Schmeichel, Sergio y Carles Busquets, Manolo y Manuel Sanchís, Marcos Alonso y Marcos, Gio y Diego Simeone, Justin y Patrick Kluivert o Tiago, Rafinha y Mazinho Alcántara). Aunque hay otros tanto o más recordados.

Jordi y Johan Cruyff
1

Jordi y Johan Cruyff

Un caso muy similar al de los Zidane lo vivió Jordi Cruyff cuando su padre le dio la alternativa en el Barcelona. Venía de destacar en las categorías inferiores y había brillado en una pretemporada en los Países Bajos cuando el 'Holandés Volador' le hizo saltar al césped en un partido ante el Sporting de Gijón que marcó su estreno en partido oficial con la elástica azulgrana. Pasó dos campañas a las órdenes de su padre en Can Barça, con 54 partidos y once goles como bagaje. No pudo quitarse el sambenito de 'hijo de.' y sufrió además el cisma que acabó con la destitución de su padre tras una tempestuosa temporada 1995-1996, en la que tuvo una lesión de menisco que le mantuvo seis meses en el 'dique seco'. Dos meses después del despido de su padre partía Jordi rumbo al Manchester United, donde no pudo consolidarse pese a que tuvo una larga carrera y llegó a disputar la Eurocopa de Inglaterra en 1996. Muchísimo menos recorrido tuvo el yerno de Johan, Angoy, al que el técnico dio once partidos con el primer equipo y que tuvo mejor fortuna como kicker el fútbol americano.

Adrián González y Míchel.Daniel Pérez (Efe)
2

Adrián González y Míchel.

Hijo del mítico '8' del Real Madrid, Adrián González ha tenido que lidiar con acusaciones de 'enchufismo' desde que su padre le hizo debutar en el Castilla allá por el curso 2006-2007. Fue un fijo en sus alineaciones y, tras una cesión al Celta, con el que apenas jugó, y otra al Nàstic, fue traspasado al Getafe, donde volvería a reencontrarse con su progenitor en la recta final de la campaña 2008-2009. Jugó 34 partidos a sus órdenes como azulón pero la afición siempre sospechó de los motivos por los que Míchel le daba oportunidades y se ensañó con el joven, que se marchó libre al Racing en verano de 2010. Los caminos de padre e hijo se cruzaron nuevamente en la temporada 2017-2018 en el Málaga, donde aún milita el centrocampista aunque su padre fue destituido en enero de 2018. Su mejor experiencia la tuvo en el Eibar, sin compartir linaje con nadie.

Nahuel y Marcelo 'Muñeco' GallardoSergio Pérez (Reuters)
3

Nahuel y Marcelo 'Muñeco' Gallardo

Un peso similar al de Zinedine Zidane en el Real Madrid lo tiene el Muñeco Gallardo en River Plate, cuya camiseta vistió seis años y con el que atesora un brillante palmarés como técnico cuyo último hito fue la Copa Libertadores que conquistó el pasado mes de diciembre en el Santiago Bernabéu. El bonaerense hizo debutar al tercero de sus hijos, Nahuel, con la camisola de los 'millonarios' a finales de octubre de 2017.

Daley y Danny BlindPeter Lous (Afp)
4

Daley y Danny Blind

Figura en el Ajax de los 80 y 90, cuando conquistó una Copa de Europa, una Recopa y una Copa de la UEFA, entre otros trofeos, Danny Blind vio cómo su hijo progresaba en la cantera 'ajacied' hasta llegar debutar con el primer equipo. Aun sin la jerarquía de su padre, llamó la atención del Manchester United, que le reclutó en verano de 2014. Pasó cuatro campañas en Old Trafford antes de volver al Ajax mientras se enfundaba la elástica de la 'Oranje'. Allí disputó 14 de los 17 partidos que constituyeron el periplo como seleccionador de Danny Blind, que cayó sin poder clasificar a Holanda para la Eurocopa de 2016 no pudo enderezar tampoco el rumbo camino del Mundial de Rusia, donde tampoco estuvo la 'Oranje'.

Paolo y Cesare MaldiniPlinio Lepri (Ap)
5

Paolo y Cesare Maldini

Pronto se convertiría en uno de los mejores laterales izquierdos que haya visto el mundo del fútbol, puntal del Milan de Arrigo Sacchi que dominó Europa en los ochenta. Pero los inicios como futbolista de Paolo Maldini estuvieron dominados por el recuerdo de su padre, Cesare, otro futbolista legendario que levantó la 'orejona' en 1963 como capitán del Milan, cuya zamarra vistió durante doce temporadas que le convirtieron en uno de los mejores defensas de Europa. A su hijo lo dirigió en la selección italiana. Para entonces hacía muchos años que Paolo se había despojado de la etiqueta de 'hijo de.'. Su palmarés, con cinco 'orejonas' y el respeto que siempre suscitó entre sus compañeros de profesión, superó incluso el de su célebre progenitor.

Nigel y Brian CloughPAUL MARRIOTT (Afp)
6

Nigel y Brian Clough

Los éxitos cosechados con el Derby County y el Nottingham Forest, a los que llevó a la élite, convirtieron a Brian Clough en uno de los mejores entrenadores de la historia. Con el último de esos clubes llegó a levantar por dos veces la Copa de Europa. Y en él hizo debutar en 1984 a su hijo Nigel, que pasaría nueve campañas con los 'Tricky Trees' antes de militar tres cursos en el Liverpool, retornar de nuevo al club de su vida y cerrar su larga trayectoria con estancias en el Sheffield Wednesday, el Manchester City y el Burton Albion. Nigel, que se desempeñaba como delantero o mediapunta, llegó a ser catorce veces internacional con Inglaterra y luego siguió los pasos de su padre en los banquillos, aunque sin la fortuna del mítico preparador que hoy sigue considerado como uno de los mejores de la historia.

Xabi y Periko AlonsoPedro Martínez
7

Xabi y Periko Alonso

Como su padre, Xabi brilló sobre el césped antes de hacerse entrenador, faceta en la que aún está dando sus primeros pasos en La Fábrica pero en la que ya ha saboreado el éxito al conquistar la Liga con el Infantil A del Real Madrid. Los logros de Xabi como futbolista fueron aún mayores que los de su progenitor, aun no siendo nada desdeñable la trayectoria de éste, con destacadas campañas en la Real Sociedad y el Barcelona. Los dos pasaron por la selección española. Pero Xabi tuvo que demostrar que no era simplemente el 'hijo de.' por expreso deseo de su padre. Tuvo que ser John Benjamin Toshack, que recogió el testigo de Periko, el que, en una de sus primeras decisiones tras retornar a la Real Sociedad, repescase al tolosarra, por entonces cedido en el Eibar, para lanzar una carrera que llevó al centrocampista a ser pieza imprescindible en el Liverpool, el Real Madrid y el Bayern.

Ander y Pedro HerreraArchivo
8

Ander y Pedro Herrera

Formado en las categorías inferiores del Zaragoza, donde su padre, antiguo futbolista, se desempeñaba como secretario técnico, Ander Herrera se estrenó con el primer equipo maño en 2009 ante el Levante. Ese misma campaña firmaba su primer gol en Segunda y una temporada después debutaba en Primera con el mismo conjunto, desde el que saltaría al Athletic. Fue allí donde se despojó definitivamente de las acusaciones de 'enchufismo' en el Zaragoza por el puesto de su padre, del que aprendió mucho el hoy centrocampista del Manchester United, como de Marcelno, Marcelo Bielsa, Ernesto Valverde, Louis van Gaal, José Mourinho y otros muchos técnicos a los que ha servido.