La Real quiere blindar a Oyarzabal

Oyarzabal se hace un 'selfie' con unos aficionados ayer en Friburgo./REAL SOCIEDAD
Oyarzabal se hace un 'selfie' con unos aficionados ayer en Friburgo. / REAL SOCIEDAD

Aperribay trata de cerrar un acuerdo cuanto antes con el internacional para desactivar el posible interés del Athletic en su contratación

JUANMA MALLO

La Real Sociedad quiere evitar que Mikel Oyarzabal siga el camino que emprendió Iñigo Martínez en enero. El cuadro txuri urdin trabaja para blindar al futbolista guipuzcoano, uno de los pilares del conjunto donostiarra, un jugador que con 21 años ya suma 110 encuentros en Primera División. Es uno de los estandartes del equipo de Asier Garitano, junto a Asier Illarramendi, renovado hace unos meses y con una cláusula de 70 millones, y Willian José. Los 80 millones que ha recibido el Athletic por la venta de Kepa Arrizabalaga al Chelsea han provocado cierto temor en la zona noble de Anoeta, porque consideran que Ibaigane puede intentar, otra vez, hacerse con los servicios de uno de los futbolistas Sub'21 mejor considerados del Viejo Continente. Para la entidad vizcaína, por su parte, sería un tremendo golpe de efecto después de la marcha del internacional de Ondarroa, y reforzar el gran puesto por resolver, el de atacante zurdo, después de fichar a Yuri Berchiche para el lateral izquierdo.

En la meta de la Real está desactivar cuanto antes el posible interés bilbaíno, que el jugador no tenga tiempo de pensar si se le pone un jugoso contrato encima de la mesa. Aunque, es cierto, la operación blindaje ya había arrancado antes de que el Chelsea despositara la rescisión de Kepa en la Liga. Consideraba la entidad donostiarra que Oyarzabal se había ganado una mejora de su contrato por el rendimiento ofrecido sobre el césped.

La última data de 2016, cuando el Athletic se reunió con su padre para intentar su contratación, pero lo único que se consiguió entonces es que la Real mejorase el contrato de este futbolista: su cláusula subió hasta los 50 millones, 60 en caso de que la escuadra interesada fuese la bilbaína. Quiere mimar Jokin Aperribay, presidente txuri-urdin, a la gran perla de su cantera y ponerle un salario acorde con el peso específico que tiene en el equipo. De hecho, ayer, la cuenta oficial del club publicó la fotografía que acompaña a esta información como un guiño al futbolista. Y es que estaban tranquilos en San Sebastián, debido a que saben que este futbolista siente los colores de la escuadra. Sin embargo, esos 80 millones que han entrado en Ibaigane han provocado un sobresalto.

LA CIFRA

60
millones de euros es la cláusula de rescisión que tiene Oyarzabal para el Athletic; 50 para el resto de equipos.

Viaje anulado

De hecho, el máximo dirigente de la Real tenía previsto viajar a Alemania para acompañar al equipo en el último fin de semana antes de que arrancase la temporada de forma oficial. No obstante, anuló el desplazamiento y se quedó en Donostia para acelerar la renovación de Oyarzabal y también el fichaje del turco Yazici, del Trabzonspor. Quiere evitar cualquier sobresalto que se lleve a una las piezas fundamentales del conjunto de Garitano, un futbolista que ha estado en la agenda de varios grandes del continente esta verano.

Por ejemplo, la Roma, con Monchi como director deportivo, o el Atlético, en el caso de que Griezmann -otro deseo nunca satisfecho en Bilbao- se marchara al Barcelona, algo que al final no sucedió. Y ahora aparece el Athletic, con 80 millones en la cartera, como amenaza.

 

Fotos

Vídeos