Valencia

Marcelino: «El detonante de mi destitución fue ganar la Copa»

Marcelino García Toral, emocionado durante la rueda de prensa de este viernes. / Irene Marsilla

El técnico del Valencia asegura que Lim cambió el modelo de trabajar y que nadie del club le ha dado una explicación sobre su salida

Alberto Martínez de la Calle
ALBERTO MARTÍNEZ DE LA CALLE

Con gesto serio, Marcelino García Toral ha comparecido esta mañana para despedirse como técnico del Valencia. El entrenador asturiano, con una hoja en mano y sensiblemente emocionado, ha lanzado un mensaje cargado de un orgullo.

«Es un día complicado para mí. Sentía la necesidad de despedirme de la afición, que tan bien me trató, y de todas aquellas personas que trabajaron con nosotros durante estos dos años y dos meses. Han sido dos años maravillosos en Valencia y en el Valencia CF. Hemos tenido el privilegio de disfrutar con un grupo de jugadores increíbles que nos han hecho ganar el primer título como cuerpo técnico. Somos unos privilegiados por haber compartido este tiempo a su lado. Ha sido una experiencia increíble«, ha explicado Marcelino, quien se ha acordado del director general del club.

«Es tiempo de agradecer a Mateu Alemany por la confianza que depositó en nosotros para dirigir este proyecto. Desde el consenso hemos logrado un proyecto ganador. Creo que los objetivos los hemos superado. Nos llevamos el cariño de una gran afición que nos apoyó en los momentos de dificultad. Aunque el dolor está presente y hay que dejar que el tiempo cure las heridas, hay que seguir. Respeto, humildad y honradez«, ha comentado.

Marcelino se ha roto cuando ha hablado sobre su despedida dentro del vestuario. «Fue duro. Llevaré a los jugadores siempre en el corazón«, ha admitido. Y ha explicado cómo gestionó el club si destitución: »La idea inicial era que dos empleados me entregaran una carta. Luego Mateu Alemany quiso comunicármelo porque era él quién me había traído. No he hablado con nadie más del club«. Asegura que nadie le ha dado una justificación: »Mateu me ha transmitido que dejaba de ser entrenador del Valencia. Sin explicación. Nadie más me ha dicho nada«.

Marcelino tiene una idea clara: «El detonante de esta situación ha sido la Copa. Estamos seguros. Durante la temporada recibimos mensajes directos de que teníamos que rechazar la Copa. La afición y los futbolistas querían luchar por la Copa. Y tenían la convicción de ganarla. Nosotros también queríamos luchar. Ganar la Copa fue el detonante de esta situación. Quién me lo iba a decir«.